Una criptococosis es una infección producida por hongos del género Cryptococcus, habitualmente este hongo se encuentra tanto en las plantas como en el suelo. No debemos de olvidar que también puede estar presente en las heces de algunos animales, como por ejemplo las palomas.

Esta infección se puede considerar grave, puede afectar a personas de cualquier edad. Se produce cuando una persona inhala las levaduras encapsuladas del hongo y de esta manera se infectan los pulmones, posteriormente el hongo puede permanecer solo en los pulmones o bien diseminarse por todo el cuerpo. Si llega al sistema nervioso central puede causar daños permanentes o incluso la muerte. 

La criptococosis produce síntomas no específicos: dificultad respiratoria, tos, fatiga, nauseas, vómitos, ganglios inflamados, fiebre y dolor de cabeza. El problema reside en que todos estos síntomas además de ser inespecíficos tardan bastante tiempo en aparecer desde que se produce la infección, lo cual puede retrasar el diagnóstico. En ocasiones esta sintomatología también hace que la criptococosis en principio pueda confundirse con otras patologías como una neumonía o una meningitis.

La criptococosis suelen sufrirla personas que tienen su sistema inmune débil (inmunodeprimidos), aunque también puede afectar a personas con un sistema inmune normal, en estos casos la infección podría cursar sin síntomas. El diagnóstico parte de los síntomas y utiliza pruebas como radiografía de tórax, broncoscopia, TAC craneal y hemocultivo. El diagnóstico se confirma con un análisis que ponga de manifiesto la presencia de los antígenos del criptococcus. El tratamiento utiliza fármacos antomicóticos como el fluconazol y en casos mas graves la anfotericina B. 

Hoy para terminar quiero felicitar a aquellas parejas que recientemente han celebrado su aniversario, no cabe duda que la vida puede llegar a ser maravillosa.