Una vez más me dispongo a escribir estas líneas en favor de la mujer, me prometí que lo haría siempre que encontrara algo que era injusto, y para mí, sí que lo es. Conocemos esta misma semana al pregonero de la Real Feria de Agosto, una buena elección la de Alberto Arana, así como la de hace semanas de Marisa Gómez. Dos personas jóvenes vinculadas con la ciudad y con distintas áreas que marcan sus vidas.

Que quede por delante dicho, que esta columna de opinión no va a desmerecer estos cargos que en el próximo mes de agosto ostentarán de forma oficial, ni mucho menos. Lo que pretendo es destacar a la mujer antequerana. Hace años se eliminó y sustituyó a aquellas Reinas de las Fiestas por el papel de la Regidora, que de forma acertada se ha venido realizando.
 
Pero creo que quizá es hora de cambiar, de dar ese giro esperado y eliminar este cargo. La mujer es una más de nuestra sociedad y si hay mujeres para destacar, también hay hombres para lo mismo, para ser “regidores” digámoslo así. Por lo tanto, sería un papel que queda un poco denostado con el paso de los años. Perfectamente esta labor la hace el pregonero que se elija.
En este punto me gustaría destacar que llevamos desde el año 2010 sin una mujer pregonera de la Real Feria de Agosto, la última fue Rosa Miranda. Creo que hay mujeres suficientemente capacitadas, como demuestran las regidoras que hemos tenido, para poder ponerse delante de un micrófono y hablar, pregonar de nuestra bella ciudad, sus habitantes y su feria.
 
Es el momento quizá, de dar un paso adelante, eliminar la figura de la regidora y sus manolas y apostar por la mujer igual que se hacen con los hombres. La muestra, la lista de mujeres que han pregonado años anteriores nuestra Real Feria de forma sobresaliente y que no han tenido que ser regidoras para ello.