Después de un pequeño paréntesis vacacional, aquí me tenéis de nuevo para poner mi granito de arena en esto de conservar nuestra querida lengua. Hace unos días encontré entre las páginas de este decano de la prensa malagueña un artículo que me llamó mucho la atención sobre una serie de mejoras que se van a realizar en Antequera… hasta ahí vamos bien. Pero cual es mi sorpresa cuando leo que entre estas mejoras está la ejecución de una pista de “rollers” y un circuito de “Street WorkOut”. Tras ver y leer esto y no sin necesitar un momento de recuperación tras el impacto, terminé de leer la noticia con un ligero desasosiego estomacal y con tendencia a perder la conciencia, pero finalmente me pude recuperar para escribir estas líneas.

Dentro de los extranjerismos que se usan en español, hay un grupo que son los llamados extranjerismos superfluos o innecesarios; y se denominan así porque existen términos españoles vigentes y con total vitalidad. Es decir, mejor hacer una pista de patines y un circuito de ejercicios al aire libre. Así además evitaremos la duda que me asalta en estos casos sobre si para patinar o hacer ejercicio en estos lugares, puedo hablar en mi lengua materna o debo hacerlo en la bellísima lengua de Shakespeare, la cual no domino lo suficiente como para entablar una conversación. Por otro lado, ya que se han escrito así, lo aconsejable es ponerlos con letra cursiva mejor que con comillas.

Desde esta inmensa tribuna para tan humilde colaborador, quisiera poner en valor nuestro rico vocabulario y la necesidad que tenemos todos de conservarlo y cuidarlo como uno de nuestros mayores tesoros. Además no veo a un semanario británico o americano publicando que van a construir en una ciudad anglosajona un circuito habilitado para el ejercicio al aire y el fomento de las relaciones personales.

Sirva esta crítica desde el cariño y el respeto, para que nuestro consistorio cuide de estos detalles, que aunque no lo creamos, van calando en nuestros jóvenes y un día de estos, nos encontramos una quedada en la pista de roller para hablar de lo último que ha publicado un influencer sobre el reality show de moda y la enorme cantidad de followers o haters que tiene.

Cuidemos de nuestra lengua y no olvidemos lavarnos las manos y usar adecuadamente la mascarilla.