Pepita de Oro. Dejarme que os cuente una historia. En el río profesional que nos movemos, donde las aguas siempre bajan crecidas y rápidas, es complicado encontrar una oportunidad única. Una pepita de oro. Estamos en ese momento, y me explico, el 25 de mayo del 2018 nace una nueva profesión, una profesión obligatoria, el Delegado de Protección de Datos (DPD o DPO en su acrónimo ingles).