¿Qué diferencia hay entre una ecografía de 12 semanas de un bebé y la alegría y felicidad que crea en sus padres y demás familia y amigos con la tristeza que genera esa misma para una madre que no lo quiere tener?

Soy madre de 3 hijos, de 3 porque aunque la pequeña no haya nacido ya es hija mía desde el momento de su concepción, porque la quiero y la “mimo” desde el mismo instante que me enteré que estaba “conmigo”. Derrochando felicidad he acudido y acudo a cada cita con el médico para ver por ecografía el crecimiento y desarrollo del feto que dentro de pocos meses, si Dios quiere, tendré entre mis brazos. Cada semana crece el hijo que llevo dentro y crece también la felicidad por pensar que ya queda menos para verle cara a cara. 

Con la ley de plazos del aborto, cuando miraba la ecografía de María he pensado en las miles de mujeres que abortan en ese período de tiempo, la mayoría sin ver ni tan si quiera por ecografía el cuerpecito del bebé. Qué pena contrarrestar esa fatalidad con la alegría de ver a tu hijo cómo va formándose y desarrollando sus piernecitas, sus dedos, su cabeza, su cuerpo, su todo…  

Nos intentan convencer que no pasa nada, que hay plazos y que por ser “legal” es normal y es “bueno”, pero no nos podemos engañar, destruir una cosa que hemos creado nunca puede ser bueno por mucho que quieran hacerlo legal. 

Te puedes poner muchas excusas: no estamos preparados para afrontar tener un hijo, no lo he “buscado”, viene con malformaciones… ¿Cuántas personas conocemos que le han dicho que venía el bebé mal y han sido valientes, han seguido con el embarazo aun aconsejando los facultativos que abortara y el niño ha nacido en perfectas condiciones? 

Por esto y por mucho más estamos llamados por más de 80 Asociaciones Provida de España a defender la vida el sábado en Madrid, a pedir una ley que regule y apoye a la mujer embarazada, a la familia y que respete y defienda la vida sin distinguir si una vale más o menos; porque cada vida importa. 

Ya salimos a la calle hace 5 años defendiendo la vida, pidiendo que se revisara la Ley del Aborto, ahora la volvemos a defender para pedir que se derogue la ley de barra libre del aborto: por la vida, la mujer y la maternidad. ¡VIVA LA VIDA!