El anonimato me encanta, debe pasarme algo así como a Leonor Watling, salvando las  distancias, ella es una gran actriz y yo solo actúo cuando lo veo necesario y el público que tengo alrededor me lo pide a gritos. En fin dejando a un lado las comparaciones, medito, escucho, leo y pienso ¿cómo se puede decir en  dos titulares paralelos que la vuelta al cole es segura y dos líneas antes o después que en Málaga se van a tomar  medidas más restrictivas por el aumento de contagios? 

Improvisaciones. Esto no son unos apuntes que luego se pasan a limpio esto es la salud con mayúsculas señor Imbroda. Responsabilidad e ilusión hay, pero no nos sentimos seguros. Abrir los colegios siempre  ha sido para mí una alegría siempre pero ahora no nos sentimos seguros. No estoy de acuerdo cuando dice usted, que los colegios serán más seguros que las propias casas,  queda muy bien como slogan, pero si nos paramos un segundo veremos que no es así. Si llevan meses trabajando en seguridad expertos en sanidad y educación ¿cómo se percibe este aluvión  de despropósitos descoordinados?

Sentido común y calma. Ya, señor Imbroda, yo me visto todas las mañanas para ir a clase poniéndome primero la calma y las responsabilidad y luego un café, pero esto de la Covid es otro asunto que exige mucho más que estos dos componentes.

Se pidió, se lleva pidiendo, bajada de ratio desde hace años y usted dice que es inviable,  en realidad lo es porque  no se ha invertido en educación desde hace muchos cursos y ahora esos agujeros son grandes y ya no se pueden tapar con bonitas palabras e inauguraciones de foto.  Para paliar esto, usted dice que se han contratado 6.500 profesores. 

Estos son los datos al alcance de cualquiera:  hay en Andalucía 2.000 guarderías y 7.000 colegios, además de universidades lo que hace un total de 2,69 millones de alumnos ¿cómo repartimos  a este nuevo profesorado? No me salen las cuentas.