La Tierra nuestro planeta tiene serios problemas y aquellos que los niegan, deberían consultar con los termómetros que tiene en sus casas, en sus países,  para comprobar que la temperatura sube y sube.

 

Claro que se va calentando poco a poco, a Dios gracias,  pero lo viene haciendo  a niveles de un grado desde hace menos de doscientos años y va a seguir si no se pone “pie en pared”.  La ciencia cuenta con datos globales muy contrastados. Puede ser que esto nos suene como una vieja orquesta que repite temas  manidos una y otra vez. Acostumbrados a no cambiar de ritmo, continuamos bailando y escuchando lo mismo sin atrevernos a  renovar la música y la letra. 

 

El negacionismo no lo entiendo en países que, a) contaminas los que más, como China y Estados Unidos y b) presumen y presumen de ser los más avanzados en todo, faltaría más.  Realmente son sus presidentes Xi Jinping y Trump, por este orden los que se apuntan solitos un 44’20  por ciento de las emisiones de dióxido de carbono. Bueno entender lo que hacen sí que se entiende, ellos  quieren cambiar el debate  y sacar partido de  todo el asunto.Es duro para un ciudadano normal responsabilizarse de algo que tienen que hacer los gobiernos. 

 

Yo no le puedo echar la culpa a la gente que sale todo los días  a trabajar, vivir, caminar, coger un avión o un coche… pienso que hay que ofrecerle alternativas reales, no podemos esperar a que pasen más años sin hacer  lo que se acuerde y aquí está el problema, pues según los expertos científicos, más que financiación falta coordinación  y esto en cualquier sector, lo sabemos cada uno en el nuestro, es un valor importantísimo.  Particularmente pienso que ha llegado el momento, ya estamos tardando, de hablar menos y hacer más.