Como conclusión a este relato histórico de la construcción del cementerio de nuestra ciudad, hay que decir que fue un largo proyecto que hubo de sortear muchísimos obstáculos. Desde 1787 a 1841, fechas en las que podemos concretar respectivamente la orden de su construcción y la de su puesta en funcionamiento de forma oficial, toda la historia de España de este período, con las sucesiones reales acaecidas, Guerra de Independencia, revueltas liberales, Guerra Carlista, períodos absolutistas, epidemias... se confabuló para que el parto del mismo fuera difícil y se ultimara finalmente tras 54 años de desacuerdos y de obstáculos internos y externos.