Tenemos la bonita costumbre de no valorar lo que tenemos cerca. Los periodistas, por supuesto, no íbamos a ser menos y tendemos a menospreciar el periodismo cercano, a lo local, sea Centenario y nos haya visto crecer en un pueblo que ahora tiene su Patrimonio Mundial por la UNESCO.
 
Parece ser que hay una cabecera que es la más antigua de la provincia de Málaga y que se edita en una redacción ubicada en el corazón de Andalucía. Mi objetivo esta semana era conocer si alguien me podía hablar de ese periódico. 
 
Casualmente, por decir algo, paseaba cerca de nuestro Ayuntamiento cuando me fijé que inauguraban exposición: “Conmemorando al Decano. La Hemeroteca del Archivo Histórico Municipal de Antequera”, así se titula esta maravillosa exposición que cuenta con numerosas cabeceras. 
 
Me puse a buscar la noticia de la inauguración de la exposición para ver si podía conocer quién había detrás del periódico que todo el mundo conoce y del que aún no sé ni el nombre. Mi sorpresa fue encontrar la noticia y darme cuenta de que el director ni se dignó a acudir. 
Aunque a algunos les escueza un poco, hablar de Periodismo en Antequera, es hablar del Decano, del periódico que desde 1918 ha visto pasar a muchos apasionados de este oficio. O eso me han dicho. 
 
Cumplo un mes desde que volví a mi Antequera. A Bilbao ya llegué bien educado y sabiendo respetar a los mayores, eso iba en mi mochila. El Diario Vasco es el Decano en el País Vasco.  Y aquí se llama El Sol de Antequera y lleva un siglo contando la historia de una ciudad humilde, ¿tan complicado es pronunciarlo? 
 
Si se quiere reconocer algo, hay que ponerle nombre y apellidos. Disfruten de la exposición en la sala ‘Antonio Montiel’, es bonito conocer que hubo una época en la que todos los medios antequeranos iban  a una. Por ellos.