No ha tenido el tiempo oportunidad de pasar cuando ya Antequera nota su falta, su ausencia, ante su partida tan inesperada. No han tenido tiempo las horas, ni los días, ni tampoco las semanas y ya Antequera se siente abandonada, desolada por su marcha.
 
¡Cuántas veces echaremos de menos su presencia! ¡Cuántas veces sus escritos! ¡Cuántas veces recordaremos sus palabras! ¿Cuántas veces? ¿Cuántas?
Se nos ha ido de Antequera un antequerano que los antequeranos llevaremos siempre en nuestra alma. Un hombre comprometido, un hombre que lo dio todo por Antequera, porque es que todos sabemos que Antequera era su tierra, su madre, su casa. Antequera era la casa donde vivía, era la casa donde trabajaba, era la casa donde se divertía y también la casa donde, de tristeza, también a veces lloraba.
 
Ahora estamos solos, Ángel, nos hemos quedado huérfanos, querido amigo, sin tu permanente presencia diaria. Cómo no recordarte cada vez que Antequera sea escrita, cada vez que Antequera sea pronunciada si fuiste tú, buen amigo, el que más escribió y pronunció esa bendita palabra.
 
Mientras sigamos viviendo, mientras sigamos respirando, Antequera formará parte tan de nosotros, como lo fue de ti, en tu corazón lleno de vida y ahora ya dentro de ti, sellada en tu alma.
 
Y ahora vives ya en la Antequera esperada, en esa Antequera soñada, a la que van los antequeranos cuando aquella Antequera, la Antequera del Cielo, los llama para “confundir sus ojos en la noche estrellada, para mezclarse con el parpadear de las estrellas y dejar caer, en la fría madrugada, frías gotas de rocío, que no son sino alguna lágrima escapada, porque aún estando donde estáis, seguid llorando por ella, por su Amor, por Antequera”.
Las elecciones de este domingo 24 de mayo en las que los vecinos eligen a sus concejales, a su Alcalde, son las que más interés suscitan en la ciudadanía ya que ven en su Ayuntamiento lo que es: la Administración más cercana. La que día a día trabaja para que nuestra ciudad esté limpia, para que las calles se encuentren en las mejores condiciones, para que haya parques adecuados para los niños, para que se desarrollen actividades de ocio y cultura, para que nuestros mayores sean el centro de todas las políticas y los jóvenes tengan su sitio, para que nuestra ciudad esté cada vez más abierta y preparada para las personas que vienen a conocerla. 
 
Y nadie debe quedarse en casa, porque con nuestro voto vamos a decidir el tipo de Antequera que tendremos durante los próximos cuatro años. Y hay diferencia, mucha diferencia, entre las opciones que se presentan. Con nuestro voto vamos a decidir si queremos que la ciudad continúe por esta senda de recuperación que entre todos hemos conseguido alcanzar o volver a las mismas políticas fracasadas que nos llevaron a rozar la ruina. Vamos a decidir si seguir hacia adelante o volver hacia atrás. Si queremos un Equipo de Gobierno cercano, que trabaja por todos, un equipo al que conocemos, en el que podemos confiar, o algún otro que no sabemos dónde nos llevará. 
 
El equipo que tengo el honor de encabezar es el único que puede seguir dando respuesta a los intereses de los ciudadanos, porque es el único preparado y capaz, el que tiene proyectos realizables y necesarios que va a poner en marcha. Y es el equipo en el que yo creo.  
Yo, Manolo Barón, confío en los antequeranos, al igual que ellos confiaron en mí en 2011 para llevar el timón de esta inigualable ciudad. Porque lo único que me importa, lo único que nos importa y nos mueve es Antequera, Siempre Antequera.

Para que un equipo sea bueno debe estar formado por personas preparadas, expertas en lo suyo, suficientemente independientes para tomar decisiones pero capaces de trabajar en grupo y de dirigir, a su vez, a nuevos equipos. Personas que aporten al equipo lo mejor de sí mismas para que éste a su vez pueda dar lo mejor. En un equipo se exige compromiso, trabajo, honradez, compañerismo. Y un buen equipo necesita de una persona que sea capaz de aglutinar y coordinar el trabajo de todos.  Y cada una de las piezas de ese equipo es imprescindible para lograr los resultados esperados. Estas características, que se pueden aplicar a cualquier grupo de trabajo, son más necesarias aun cuando se habla de un Equipo de Gobierno, el equipo que durante cuatro años va a trabajar por Antequera y todos sus vecinos. 
 
El equipo con el que los populares concurrimos a las elecciones del próximo 24 de mayo es el mejor equipo. Un equipo formado por personas honradas e inteligentes, por personas trabajadoras. Un equipo joven, preparado y comprometido, en el que la juventud es imprescindible y la veteranía un grado. Un equipo con el que tengo la gran suerte de contar y del que tengo el inmenso honor de formar parte. Un equipo dispuesto a dejarse la piel y cuanto sea necesario por los antequeranos. Un equipo en el que yo confío, en el que los antequeranos pueden confiar.  Un equipo que parte de una gran base, el conjunto de once personas que en los últimos cuatro años hemos tenido la  inmensa responsabilidad y el gran orgullo de gobernar la que es la mejor ciudad del mundo. Un grupo al que se suman ahora nuevas personas, nuevas ilusiones, nuevas ideas, para seguir trabajando por todos y cada uno de los vecinos de este municipio, por nuestros barrios y por nuestros anejos.
 
El equipo que Antequera se merece, el mejor equipo. Siempre con Antequera en sus pensamiento, con la ciudad como guía y con sus vecinos como aliento. El mejor equipo para la mejor ciudad: Antequera. Siempre Antequera.

La Responsabilidad Social Corporativa es un magnífico instrumento que puede ser utilizado por entidades y empresas para ayudar a resolver algunos de los problemas que tiene nuestra sociedad. Antequera es una ciudad cuya riqueza asociativa, de toda índole, es destacadísima y el número de colectivos que trabajan y ayudan a personas que lo necesitan es enorme y no siempre en el ámbito puramente económico.
 
Hay muchos otros aspectos como el social, el convivencial, el terapéutico, todos los relativos a la rehabilitación, a la integración, en definitiva, un universo de posibilidades enormes que se logran simplemente con las relaciones e interacciones humanas. 
 
Todas las Asociaciones coinciden en que si pudieran eliminar la carga económica que supone el sostenimiento del alquiler de una sede o local donde poder ejercer su actividad, ese dinero aumentaría la posibilidad de incrementar programas y actividades que ayudarían a mejorar la vida de los demás.
Estoy completamente convencido que hay personas y empresas que mantienen alguna propiedad sin uso, que pudiera ser destinada a estas Asociaciones para poder desarrollar sus actividades y programas de manera mucho menos costosa al no tener que pagar el alquiler correspondiente.
 
Desde el Ayuntamiento de Antequera se habilitarían las modificaciones oportunas para poder bonificar a dichos propietarios en determinados impuestos o tasas municipales sobre las propiedades cedidas durante el periodo conveniado.
 
La mejor gestión de lo público es la que va destinada a la mejora de la vida de las personas y eso si se consigue realizar con la ayuda de muchos resulta infinitamente más fácil y lo que es más importante, mucho más satisfactoria.

Cuando se habla de turismo tenemos que tener en cuenta que éste tiene muchas vertientes y una de ellas, además importantísima en nuestra ciudad, es la del turismo de congresos y reuniones. Nuestra ubicación geográfica, sumada a nuestros innumerables atractivos turísticos y nuestro patrimonio artístico, cultural y natural, nos convierte en un lugar preferente para acoger los encuentros de numerosos colectivos. 
 
Un tipo de turismo que tenemos que promover e impulsar, ya que atrae cada año a Antequera a una gran cantidad de personas. Por ello en el próximo mandato no cobraremos tasas municipales por la utilización de espacios públicos municipales a aquellas asociaciones y colectivos que elijan Antequera como centro de reuniones y hagan reservas hosteleras o de restauración en establecimientos de nuestra ciudad. 
 
Que estos grupos puedan acogerse a esta medida será muy sencillo, tan solo deberán incluir en su solicitud de reserva de espacios públicos municipales la reserva en un hotel o restaurante de la ciudad para esa misma fecha, tras lo cual se le eximirá del pago de la tasa que contempla la ordenanza fiscal por la utilización de este espacio público municipal. 
 
Hemos trabajado mucho poniendo en marcha diferentes medidas para impulsar el turismo en nuestra ciudad, y solo hay que darse una vuelva por Antequera para comprobar que están dando sus frutos, y vamos a seguir trabajando denodadamente para que cada vez sean más los que la conozcan, visiten y disfruten de ella. Gracias a medidas como esta se impulsa el turismo y hacemos una Antequera más viva, más turística, con más futuro y empleo. Gracias a medidas como esta, que benefician directamente a hoteles, restaurantes, comercios, etc., ganamos todos. Una Antequera más atractiva para los que vienen a visitarnos, una Antequera siempre mejor para los que tenemos la gran suerte de vivir en ella.