La violencia de género es un problema que, hasta hace apenas unos años, se consideraba como un asunto familiar, personal, por lo que no debía trascender más allá de las puertas de casa. La intervención de terceros, o del propio Estado, no se creía necesaria ni conveniente, por lo que las mujeres siempre quedaban subordinadas al hombre ante dicha situación y, por tanto, desprotegidas. La Exposición de Motivos de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género -Ley Socialista-, manifiesta toda una declaración de intenciones: “La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad”.
 
Hoy día, sabemos que esta lacra social, la violencia de género, es un problema que afecta e incumbe a toda la ciudadanía. Por tanto, el Estado, debe intervenir, ya sea a través de la administración central, autonómica, o local. Por ello, el candidato socialista a la Alcaldía de Antequera, Javier Duque, ha firmado un compromiso, junto a otros candidatos de la provincia de Málaga, en el que se compromete a aumentar la cantidad que actualmente dedica el Ayuntamiento a luchar contra la violencia de género. Además, el PSOE de Antequera está trabajando muy duro para elaborar un programa electoral que recoja diversas medidas que frenen este tipo de violencia. No olvidemos que Andalucía, al contrario que el resto de comunidades autónomas y que el Gobierno de Rajoy, ha mantenido intacto su presupuesto para igualdad de género y para la prevención de la violencia de género. En cambio, y como así ha asegurado la directora del IAM, Carmen Cuello, el Gobierno de Rajoy “ha recortado en un 27 por ciento las políticas de igualdad y violencia de género en los últimos tres años”.
 
Por todo ello, desde el Partido Socialista, nos comprometemos a seguir luchando en pro de los derechos de las mujeres, y por conseguir la igualdad real de género.