El alcalde de Antequera tiene mala memoria. No se nos ocurre otra manera de explicar la censura y la falta de verdad que desprenden sus palabras al respecto de la Junta de Andalucía. Un alcalde ni debe ni puede tener una doble vara de medir tan partidista cuando son miles los vecinos a los que se dirige. La Junta de Andalucía no vive solamente en las reclamaciones de este alcalde, muchas de ellas llenas de falsedad.
 
Gracias a ella se abren los colegios de Antequera cada mañana. Gracias a la Junta de Andalucía un simple catarro no pasa a convertirse en una neumonía. 
Gracias a la Junta nuestros mayores pueden tener espacios de ocio y relaciones sociales. Gracias a la Junta las personas dependientes tienen un colchón social que además, permite una liberación económica y personal para sus familias.
 
No olviden que gracias a la Junta de Andalucía, a diferencia de otras comunidades autónomas, los niños antequeranos tienen libros de forma gratuita para aprender y formarse como personas año tras año. Gracias a la Junta los agricultores pueden asegurar la cosecha gracias a mecanismos que ofrece la Oficina Comarcal Agraria. 

Gracias a la Junta de Andalucía son cientos los antequeranos que han encontrado un empleo en los últimos meses. Gracias a la Junta, los jóvenes antequeranos son una generación de futuro gracias a la Universidad pública andaluza.
 
¿Se imaginan cuánto dinero cuesta todo esto?