El término municipal de Antequera, al igual que Andalucía, cuenta con un rico patrimonio natural, el cual debemos proteger y potenciar. La actual crisis económica no debe de ser un impedimento para sumar importancia a la conservación y fomento de los valores ambientales.
 
Es nuestro compromiso, como ciudadano, preservar tales valores, además de fomentarlos, para que las futuras generaciones puedan disfrutar de tan preciado patrimonio.
 
Desde el ámbito local, se pueden llevar a cabo estrategias efectivas que desarrollen este objetivo, puesto que la adminitración local tiene en esta materia un papel fundamental. Por ello, el Partido Socialista siempre tiene presente, en su agenda política, propuestas sobre medio ambiente, ya sea a nivel local, autonómico o estatal.
 
Desde el PSOE de Antequera, estamos dando a conocer varias propuestas, en cuanto a medio ambiente se refiere, a través de redes sociales y medios de comunicación. Entre otras, queremos crear un Anillo Verde y una Red de Senderos Saludables, que tendría su principal exponente en la adecuación del Parque Periurbano Torre Hacho. Por otro lado, pretendemos regenerar el río de La Villa y sus riberas para su uso de esparcimiento y ocio, así como la repoblación para permitir un camino con sombras y diferentes “islas informativas”. 
 
También, proponemos la creación de huertos sociales, de mayores, cooperativos o de terapia ocupacional, que permitan identificar los ecosistemas como herramientas clave para la sostenibilidad urbana. Y todo ello, sin olvidar el Plan Local de Empleo que el PSOE quiere poner en marcha el cual contempla la puesta en marcha de todo un bloque de actuaciones en materia de “energías limpias”.
 
Todas estas ideas que manifestamos tienen como fin el fomento, por un lado, del turismo sostenible y saludable y, por otro lado, de la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas de Antequera, puesto que así podrán disfrutar del entorno y el clima que nuestra tierra nos ofrecen.

El alcalde de Antequera tiene mala memoria. No se nos ocurre otra manera de explicar la censura y la falta de verdad que desprenden sus palabras al respecto de la Junta de Andalucía. Un alcalde ni debe ni puede tener una doble vara de medir tan partidista cuando son miles los vecinos a los que se dirige. La Junta de Andalucía no vive solamente en las reclamaciones de este alcalde, muchas de ellas llenas de falsedad.
 
Gracias a ella se abren los colegios de Antequera cada mañana. Gracias a la Junta de Andalucía un simple catarro no pasa a convertirse en una neumonía. 
Gracias a la Junta nuestros mayores pueden tener espacios de ocio y relaciones sociales. Gracias a la Junta las personas dependientes tienen un colchón social que además, permite una liberación económica y personal para sus familias.
 
No olviden que gracias a la Junta de Andalucía, a diferencia de otras comunidades autónomas, los niños antequeranos tienen libros de forma gratuita para aprender y formarse como personas año tras año. Gracias a la Junta los agricultores pueden asegurar la cosecha gracias a mecanismos que ofrece la Oficina Comarcal Agraria. 

Gracias a la Junta de Andalucía son cientos los antequeranos que han encontrado un empleo en los últimos meses. Gracias a la Junta, los jóvenes antequeranos son una generación de futuro gracias a la Universidad pública andaluza.
 
¿Se imaginan cuánto dinero cuesta todo esto?
Para gestionar bien un Ayuntamiento, las instituciones, necesariamente, tienen que colaborar entre sí. Si éstas se dedican a ponerse trabas y a la confrontación, se crean problemas innecesarios. La ciudadanía se merece, por un lado, que sus representantes trabajen y piensen en su bienestar y, por otro, que el enfrentamiento entre partidos quede relegado a segundo plano.
 
Tenemos la obligación de darnos cuenta de la importancia de aunar esfuerzos y de trabajar conjuntamente para dar una respuesta eficaz al compromiso asumido con la sociedad, y el Partido Socialista es consciente de ello. 
 
Proyectos como la inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial del Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera necesitan de la colaboración interinstitucional y, usar esos momentos para hacer política, es deleznable.
 
El Partido Socialista quiere marcar sus prioridades desde ya. De ahí que nuestro candidato, Javier Duque, ya esté demostrando su interés en colaborar con todos los organismos que sean necesarios, ya sea la Junta de Andalucía, el Gobierno Central, o la Diputación Provincial, y siempre independientemente de su color político.
 
Duque así lo ha demostrado, y ha empezado su labor con la Junta de Andalucía, manteniendo una reunión con el consejero de Deporte y Turismo, Luciano Alonso, el pasado fin de semana,  para tratar diferentes temas relacionados con el turismo y el deporte local.
 
Manuel Barón, en cambio, ha demostrado en estos cuatro años, que no está por la labor de trabajar en esa dirección, y ha priorizado siempre a favor del enfrentamiento entre los distintos organismos como mecanismo para hacer política.
 
Primero hay que pensar en los ciudadanos, trabajando por y para ellos. Ya después, en segundo plano, que empiece el debate.
Si hay algo que debemos aprender es que las oportunidades, cuando aparecen, no hay que dejarlas pasar, porque, si lo haces, es más que probable que sea otro territorio quien las aproveche. Y viene a cuento esta reflexión tras la reciente aprobación por parte del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía del Proyecto de Actuación y la aprobación definitiva de Interés Autonómico del Puerto Seco de Antequera.
 
Se trata de una iniciativa con gran futuro para nuestro municipio y comarca y que refuerza el papel de Antequera como enclave estratégico en el transporte de mercancías al contar con una superficie de 392 hectáreas y que en su primera fase contará con el desarrollo de cerca de 100 hectáreas y 40,1 millones de euros de inversión, pudiendo generar en esa primera fase unos 1.900 puestos de trabajo por parte de las empresas que se instalen.
 
 Esta noticia alegraría a cualquier regidor de un municipio que ve como culmina la tramitación –que ha sido larga, pero adecuada a la legislación– de un proyecto productivo como el Puerto Seco de Antequera, que generará crecimiento y empleo en su municipio, sobre todo cuando no se cuenta con ningún otro proyecto de estas dimensiones, y yo diría que ni de otras, para crear empleo. El Puerto Seco necesita ahora más que nunca del apoyo e impulso, también de consenso, tanto institucional como ciudadano, para su desarrollo e implantación definitiva. No olvidemos que su consolidación necesita de fuertes inversiones, tanto del Gobierno Central como de fondos europeos, en materia ferroviaria para permitir la entrada y salida de mercancías desde puertos tan estratégicos como el de Málaga o el de Algeciras.
 
El Puerto Seco de Antequera tiene aprobado ya en Consejo de Gobierno su Proyecto de Actuación por parte de la Junta de Andalucía y esto es un hecho constatable. Ahora, más allá de palabras rimbombantes, necesitamos nuevos hechos, inversiones ferroviarias en la línea Algeciras- Bobadilla o Málaga-Bobadilla, que conecte estos puertos con el Puerto Seco de Antequera y que éste se comience a desarrollar en los próximos meses. Ese es nuestro compromiso y ahora tendremos que ver el de los demás, porque no es tiempo de confrontaciones ni oportunismos partidistas, sino que es la hora de aprovechar las oportunidades
El PSOE sigue trabajando en la elaboración de proyectos e ideas para Antequera, y está deseoso de ponerlos en práctica lo más pronto posible.
En cuanto a nuestros mayores se refiere, el alcaldable, Javier Duque, se compromete a poner en marcha un Centro Cívico de Mayores en el antiguo hospital de San Juan de Dios.
 
Duque ha propuesto que, paulatina y escalonadamente, se instalen, en el antiguo hospital, los servicios que demande el colectivo de mayores para impulsar el denominado “envejecimiento saludable”. Así, el Centro Cívico albergará, por un lado, múltiples actividades –talleres de gimnasia, bailes de salón, fisioterapia, teatro, clases de informática, cerámica, pintura, memoria, lectura, ajedrez, además de servicio de podología o de orientación jurídica– y, por otro lado, servicios públicos como Centro de Día, Centro de Participación Activa, Escuela de Adultos, entre otros.
 
La rehabilitación de todas las dependencias que den cobertura a este Centro Cívico de Mayores se llevarán a cabo a través de un Programa Local de Creación de Empleo, asegurando que “el inicio de la construcción de este proyecto tendrá lugar durante el año 2015”.
 
Javier Duque ha recordado que una de sus primeras propuestas fue la recuperación de la Concejalía del Mayor, suprimida por el Equipo de Gobierno del PP, el cual siempre ha actuado con felonía hacia este colectivo.
 
Todos debemos comprometernos con nuestros mayores y hacer de este colectivo un conjunto de personas activas, con iniciativa, y que aporten ideas, generando oportunidades, a nuestra sociedad, porque sabemos que tienen mucho que ofrecernos. La participación en la sociedad es una responsabilidad y, sobre todo, un derecho.
 
Ya dijo Confucio, pensador chino del siglo V a. C., que si uno no demuestra respeto hacia los ancianos, ¿en qué se diferencia de los animales?