Este domingo, los antequeranos y antequeranas tenemos la gran oportunidad de cambiar a mejor. Con nuestro voto estamos decidiendo sobre nuestro futuro y ese futuro comienza ya. Somos muchos los que queremos cambiar nuestra ciudad. Somos muchos los que queremos mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas. 
 
Queremos una Antequera que ofrezca oportunidades a toda la ciudadanía y en la que nadie se quede fuera. Queremos una ciudad donde se genere empleo y economía. Queremos un Ayuntamiento abierto a la gente y transparente como el cristal. Queremos un Ayuntamiento que ofrezca mejores servicios para todos y para todas, sin discriminación. Queremos una Antequera que base su día a día en la tolerancia, el respeto y la igualdad. Una Antequera donde la Salud, la Educación y la atención a nuestros mayores sean nuestra bandera. 
 
Somos muchos los que queremos un Gobierno municipal por y para la ciudadanía. Somos muchos los que queremos abrir un tiempo nuevo en Antequera. Un tiempo mejor para la ciudad, para la gente y para ti.

Somos muchos los que no queremos una Antequera paralizada, pobre y sin proyecto de futuro. Aquellos que llegaron prometiendo lo que no han cumplido han dedicado cuatro largos años a gobernar para una minoría. A gobernar para ellos mismos, por y para sus caprichos. Así es el Partido Popular. Somos muchos los que no queremos que Antequera sea un pueblo que sólo sepa mirarse el ombligo. Somos muchos los que queremos una Antequera que vuelva a ser una ciudad llena de esperanza. 
 
Somos muchos los que queremos cambiar a mejor. Para que estas palabras se conviertan en realidades, necesito tu confianza. Los socialistas tenemos toda la experiencia necesaria para llevar de nuevo a nuestra ciudad a un futuro lleno de progreso. 
 
¡Quiero ser tu alcalde. Cuento contigo!

La gente pide cambios. Vivimos tiempos muy interesantes en los que la sociedad reclama una nueva forma de gobernar. Una nueva forma de entender la relación entre un alcalde y sus vecinos, que es lo que nos ocupa. 
 
No podemos seguir por lo tanto, apostando por un modelo caduco en el que el alcalde o el concejal de turno vivan encerrados en un despacho y sólo salgan a la calle cuando una cámara de fotos les enfoca. 
 
En este sentido, debo confesar que el Partido Popular y el alcalde, el señor Barón, me han defraudado. Un partido no debe prometer aquello que sus genes mismos impiden hacer realidad. Prometieron cercanía al ciudadano, y puedo pensar que sí, que ha sido cercano pero sólo con su gente. Basta decir que a los pocos días de ganar las elecciones Barón puso a la Policía Local en la puerta de su despacho para que la ciudadanía no pudiera acceder a él. Y en esas ha seguido. Eso sí, muchas fotos y muchas portadas en los periódicos. 
 
Un alcalde no puede vivir de cara a los medios de comunicación. Yo no lo haré, y quien me conoce lo sabe. Un alcalde como el que yo seré atenderá siempre que tenga unos minutos al vecino que le espera para juntos intentar solucionar un problema. Un alcalde como el que quiero ser buscará el contacto directo con sus vecinos. Antes y después de las elecciones municipales. 
 
Más allá, desde el PSOE hemos desgranado un conjunto de propuestas que pondremos en marcha. Sirva como ejemplo la recuperación de los Presupuestos Participativos, eliminados por el PP de Barón, para que la ciudadanía decida en qué invierte su dinero el Ayuntamiento; o la puesta en marcha del Pleno Extraordinario anual sobre el Estado de la Ciudad con participación de colectivos antequeranos. 
 
Estoy convencido de que la Transparencia y la Participación Ciudadana real y activa son posibles. No con el PP. Sí con el Partido Socialista.  

El principal derecho de la ciudadanía es el empleo, y el principal problema de los antequeranos y antequeranas es la falta de empleo. Si nuestros vecinos y vecinas no encuentran trabajo, nuestra ciudad se tornará cada vez más triste. Más pobre. Si los empresarios y los emprendedores no encuentran oportunidades en Antequera, se acabarán yendo. Y nuestra ciudad será más triste. Más pobre. 
 
Antequera no puede permitirse ni un día más que 4.804 de sus vecinos no tengan empleo. 696 parados más desde que gobierna en nuestra ciudad el Partido Popular es, más allá de una promesa rota, un fracaso para cualquier gobierno. 
 
Si los ciudadanos nos otorgan su confianza el próximo 24 de mayo, los socialistas tenemos la obligación de coger la sartén por el mango y darle la vuelta a esta situación. Lo primero será forjar un gran Pacto Local por el Empleo, que unifique a los agentes sociales, políticos y empresariales de nuestra ciudad con un único fin: crear puestos de trabajo. Es tiempo de invertir en empleo para los que no lo tienen y en facilidades para aquellos que desean crearlo. Lo demás puede esperar.
 
Por mucho que hayan oído o leído en estos últimos cuatro años, el Ayuntamiento, como administración más cercana, debe ser el primer impulsor de medidas para la creación de puestos de trabajo. La excusa de que un Ayuntamiento no puede crear empleo viene de boca de aquellos que han impulsado la reforma laboral y han agitado sin piedad la tijera de los recortes. 
 
Los socialistas, en materia de empleo, hicimos, hacemos y haremos. Mientras quede un sólo parado o una sola desempleada en nuestra ciudad; a su lado siempre habrá un socialista que le ayude a conseguir una ocupación. El Ayuntamiento socialista de Antequera pondrá todos los medios disponibles para luchar contra el desempleo. Si soy el próximo alcalde, tengan seguro que así será.

Como es sabido, Jesús Romero forma parte de la candidatura socialista de cara a las próximas elecciones municipales de mayo de 2015. Y desde mi punto de vista, y como el de muchas personas, su elección ha sido un total acierto por parte de Javier Duque.
 
Durante esta semana, ambos compañeros han presentado a la ciudadanía las propuestas socialistas sobre Partrimonio para Antequera, la inmensa mayoría de ellas, destinadas además a crear empleo. Dichas propuestas, concisas y detalladas minuciosamente, suponen una dirección clara de las intenciones que el Partido Socialista quiere realizar en nuestra ciudad, que es, seguir apostando por la mejora de nuestro Patrimonio y a la vez mejorar la vida de los antequeranos y antequeranas.
 
Bien es sabido que Antequera alberga un extenso patrimonio arquitéctonico, compuesto tanto por edificios religiosos como civiles, además de yacimientos arqueológicos, el cual merece ser regido por un grupo de personas que sean expertas en la materia.
 
Durante los últimos 30 años, la Junta de Andalucía ha realizado grandes inversiones en Antequera en materia de patrimonio, llevándose a cabo numerosas reformas, recuperando el esplendor de muchos de sus activos patrimoniales, mejorando su conservación... lo cual ha hecho de Antequera un atractivo turístico.
 
Sabemos que hoy día, la Junta de Andalucía tiene otras prioridades, a saber, sanidad, educación y dependencia, por lo que en los últimos años las restauraciones financiadas por la Junta han disminuido considerablemente.
 
Por ello, debemos tener claro cuales deben ser las líneas de actuación en cuanto a nuestro patrimonio, para así, poder gestionar los recursos destinados de la mejor manera posible. Sé que Jesús Romero y Javier Duque han acertado en las propuestas presentadas. Con el Partido Socialista, Antequera seguirá progresando. Y nos comprometemos con la ciudadanía para que así sea.
La violencia de género es un problema que, hasta hace apenas unos años, se consideraba como un asunto familiar, personal, por lo que no debía trascender más allá de las puertas de casa. La intervención de terceros, o del propio Estado, no se creía necesaria ni conveniente, por lo que las mujeres siempre quedaban subordinadas al hombre ante dicha situación y, por tanto, desprotegidas. La Exposición de Motivos de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género -Ley Socialista-, manifiesta toda una declaración de intenciones: “La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad”.
 
Hoy día, sabemos que esta lacra social, la violencia de género, es un problema que afecta e incumbe a toda la ciudadanía. Por tanto, el Estado, debe intervenir, ya sea a través de la administración central, autonómica, o local. Por ello, el candidato socialista a la Alcaldía de Antequera, Javier Duque, ha firmado un compromiso, junto a otros candidatos de la provincia de Málaga, en el que se compromete a aumentar la cantidad que actualmente dedica el Ayuntamiento a luchar contra la violencia de género. Además, el PSOE de Antequera está trabajando muy duro para elaborar un programa electoral que recoja diversas medidas que frenen este tipo de violencia. No olvidemos que Andalucía, al contrario que el resto de comunidades autónomas y que el Gobierno de Rajoy, ha mantenido intacto su presupuesto para igualdad de género y para la prevención de la violencia de género. En cambio, y como así ha asegurado la directora del IAM, Carmen Cuello, el Gobierno de Rajoy “ha recortado en un 27 por ciento las políticas de igualdad y violencia de género en los últimos tres años”.
 
Por todo ello, desde el Partido Socialista, nos comprometemos a seguir luchando en pro de los derechos de las mujeres, y por conseguir la igualdad real de género.