Este martes 9 de junio se conocía la muerte de Pau Donés, vocalista y alma de “Jarabe de Palo”, ese grupo que fue la estrella de las actuaciones musicales de la Real Feria de Agosto de Antequera de 1998, el año de su 250 aniversario.

El cáncer le ganaba la batalla con 53 años, tras años combatiéndola y llenando sus canciones del sentido de la vida y la espera de la muerte, lo que le convierte en un luchador que es ya referente del firmamento musical de nuestro país: comienza el mito.

Volviendo a su concierto en Antequera, fue en la madrugada del jueves 20 al viernes 21 de agosto de 1998, el plato fuerte, la actuación del día de fiesta. Era alcalde Jesús Romero Benítez; y teniente de alcalde de Festejos, Ricardo Millán Gómez. 

Con un presupuesto de 30 millones de pesetas, “teníamos que hacer un gran programa por el 250 aniversario y entre ellos estaban los conciertos, apostando por ‘Navajita Plateá’ y ‘Jarabe de Palo’, que estaba en primera posición de la música española con su reciente éxito de ‘La Flaca’, por lo que fue uno de los conciertos que marcó nuestros recuerdos y puso el Paseo Real como creo que no recordamos”, nos apuntaba este jueves Ricardo Millán.

“Dos años después de sonar su ‘Flaca’, vienen con las puertas abiertas de su segundo disco, “Depende”, que se lanza al mercado a principios de septiembre”, recogíamos en nuestras páginas.

Curiosamente, Pau Donés en aquel entonces dejaba su nombre a un lado y optaba darse a conocer por el nombre del grupo, “Jarabe de Palo”, figurando en su concierto de 1998 los nombres de Jordi Mena, Álex Tena, Joan Gené y Daniel Forcada.

“Recuerdo lo agradable que era Pau, tal y como luego empezamos a descubrir; yo aún no era seguidor suyo, pero tras su concierto en Antequera y seguir su trayectoria, creo que a todos los que nos gusta la música nos ha tocado el alma su forma de transmitir la vida, incluso hasta el final de la misma”, concluye Millán.

 

Aquella noche que hizo bailar a todo el Paseo

No se recordaba un éxito como el de aquella noche, ni un público entregado con el grupo que hizo delirar no sólo con ‘La Flaca’, sino con el resto de temas: «Quiero ser poeta», «Vuela», «No suelo compararme», «Grita», «El bosque de Palo», «El lado oscuro», «Quítame la vida», «Dueño de mi silencio» y «Desamor» con algunos destellos que dejó de su inminente lanzamiento de “Depende”.

No fue el concierto de un grupo que se basa en un sólo tema, sino en todo su repertorio, que sabía escoger los momentos sencillos del día a día, pero destacando la importancia que tienen en nuestro día a día.

El amor, el inconformismo, la desilusión, la tensa cuerda entre el amor y el desamor, las apariencias, el atreverse o no a desvelar lo que el corazón siente y transmitirlo. Muchos de los que lean estas palabras lo recordarán como el dulce sueño de una calurosa noche de verano, donde no la pudo deslumbrar ni el simpático que utilizara la luz-láser que se puso de moda en aquellos años.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 13 de junio de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).