Si toda vida se empieza con ilusión y con magia, la de nuestro personaje Luis Olmedo la tiene por partida doble: es mago e ilusionista. Nació en Antequera hace 30 años, hijo de Antonio Olmedo Gómez y Loli Páez Durán, y creció en la calle Higueruelos junto a su hermano mayor, Antonio.

Si hoy tenemos constelaciones como Cristóbal Toral, Kiti Mánver, Antonio Montiel, Rosa Miranda, por citar algunos, mañana presumiremos más aún de jóvenes talentos como el que ocupa estas páginas que lleva 4 años viviendo de su pasión: la magia; y ha sido ya premio nacional y ha recorrido el mundo: Hollywood, Nueva York, Taiwán, Tokio, Osaka, París, Lisboa, Pekín...Hace unos días veíamos en las redes sociales cómo le recibieron en China con pancartas y flores como si fuera una estrella: “Me daba hasta vergüenza... pero bueno que te acojan allí de esa forma es de agradecer...”. ¿Cómo surge un viaje de trabajo a China?: “Un día te escriben y te dicen que están interesados que vayas y tras estar antes en Pekín, me propusieron hacer una gira de dos semanas”.  

¿Qué ha cambiado de la primera a la segunda visita?: “El ritmo para que a la gente le llegue la magia como marca el guión que tengo previsto; hay que tener en cuenta que hablo en inglés y que tienen otra cultura y he calado más en esta segunda oportunidad”.

El inicio del mago: de los 16 años y el Ambigú

Con 16 años “tonteaba, cogía una baraja española e intentaba hacer algo”. Todo lo que rodea a la magia ha sido un mundo hermético históricamente: “Me costó un poquito empezar. Recuerdo que fue en enero de 2007, me compré el libro de magia, me lo leí, tal y como lo abrí me volví loco y llegué a casa de mi hermano, le hice un juego y me dijo esto lo has hecho así y me cabreé mucho”.

De la desilusión a la afición: “Volví a casa, me memoricé el libro y ya no he fallado nunca más. Recuerdo que mi primera actuación fue en el Pub Ambigú en mayo de 2008. Duró una hora”. De tener magia para parar balones de balonmano bajo la portería a ser el mago de la tierra: “De repente se preguntaban de dónde salía, alguien que había jugado toda su vida a Balonmano, hace una actuación de magia”. Fue tercer portero en los últimos años de ASOBAL.  

¿Qué hay detrás del Luis Olmedo ilusionista?: “Soy friki en todo aspecto: me gustan los cómics, los videojuegos, los juegos de roll, he jugado a warhammer y roll en vivo”. Su serie favorita es “Breaking bad” y su película,“Origen”. Por cierto, ¿ilusionista o mago?: “Para mí es lo mismo, aunque hay una diferencia histórica, pero a día de hoy la RAE lo tiene como lo mismo. Lo que pasa es que se entiende que el ilusionismo son los trucos y la magia sería la magia con poderes que puede hacer el mago Merlín”. ¿Podemos afirmar que vives de la magia?: “Sí, vivo de la magia desde el 2015, ya llevo 4 años. La verdad desde que dejé el trabajo de diseño web. La verdad que estoy muy contento, nunca hubiera imaginado que fuera a viajar, que fuera a llegar a mi sueño y que fuera a gustar”. 

La vida de un mago en el siglo XXI

¿Cómo es tu vida en el día a día?: “De lunes a jueves imparto clases y estoy con una tienda de magia, y ensayando todo el día y luego la mayoría de actuaciones son viernes, sábado y domingo”. Viene a Antequera siempre que puede para estar con su familia y amigos, pero ahora mismo reside en Málaga: “Estoy en La Luz porque es donde más afición a la magia hay. Y de allí cada fin de semana recorro el mundo”. ¿Qué te traes entre manos?: “Estoy centrado en el espectáculo de magia de cerca, que es magia para ver muy en primer plano con cartas, monedas, dados...”. ¿Alguna manía? ¿Cuántas barajas tienes?: “Para la tienda pido de 300 en 300 y yo me puedo fundir unas 15 ó 20 al mes, estreno una en cada actuación. Las monedas de plata se llaman “walking liberty” que son de una alta composición de plata para que el brillo refleje y el sonido se escuchen mejor. Y los dados de casino, precintados. En cuanto a la baraja, cualquiera me vale, pero para los espectáculos la que suelo utilizar es una de marca americana Bicycle”.

La repercusión de los magos en televisión

¿Necesita un mago la televisión para ser conocido?: “Es una plataforma muy interesante, hace tiempo yo renegaba de programas tipo concurso de talentos, pero con el tiempo he percibido que es un método muy bueno. Aunque al final el problema es que tengas el minuto de gloria cuando no te toca.... Creo que el objetivo no es ir buscando la fama sino dar forma a la gente que luego viene a ver a tu trabajo y tú lo puedas defender en vivo”. 

Hasta el momento, dos primeros premios nacionales: “Así es, de Cartomagia, magia con cartas, y micromagia, magia con objetos”. Para ser campeón de España, ¿qué has tenido que luchar?: “Este tipo de premios, para mantener el prestigio, va por puntuación, no por número de participantes. Tú puedes estar solo en tu categoría y quedar segundo o puedes no tener premio. Esto se hace para preservar el prestigio del premio.  Necesitas todo: puntos, actuaciones, rodaje, también suerte ese día...”. 

Próximos objetivos: Campeonato de Europa

Tras tantas galas, premios, viajes... ¿cuál es tu próxima gran meta?: “Quiero ir al Campeonato de Europa, que este año es en Manresa. Y luego pues me gustaría ir al Mundial, ya que hay muy pocas plazas, pero al haber ganado el Campeonato de España me da lugar para ir”. 

Si tuvieras que hacer magia, ¿qué cambiarías del mundo?: “La desigualdad me mata, junto a las diferencias políticas. Creo que hace falta que nos relajemos un poquito más”. Si cada carta de tu baraja fuera una persona, ¿a quién tendrías?: “Me pones en compromiso, pero no faltaría un Javi Vallespín, mis pilares fundamentales Miguel Gea, Rubiales, Ortiz... Hay magos que siempre han estado apoyando (Juamma Carmona, Jose Arcario, Juan Garrido...), mis amigos de toda la vida (Diego, Juanpa...), hace falta gente como Antonio Ortiz, Lorenzo, Quino Soler que te enseñan disciplina, a trabajar en equipo. Compañeros de equipo como Francis, Nacho Soto, mis padres, mi hermano, mi novia... Mis mejores amigos (Antonio Manzano, Jesús Ropero, Juan Pablo Ruiz, Diego Bros, Arturo Vargas...)  y muchos más que me ayudan al día a día y puede que no haya nombrado”. 

Un momento complicado en alguna actuación: “Te gustaría hacer magia en temas de enfermedades que por desgracia la Medicina no llega. Recuerdo una vez que una niña me dijo que si era mago ¿por qué no curaba a su mamá que estaba enferma...? Me tocó y caes y sientes que no eres tan mago como crees...”.

La vida es dura... ¿Cómo prevés el futuro?: “Me veo actuando muy fuerte con los proyectos que tengo en mente. Me veo con mi pareja, con mi perro, con mis padres, me veo actuando con Javi Vallespín una cosita que puede quedar chula, aunque sea solo para nosotros, simplemente por reírnos”.

Y tus próximos viajes serán...: “Voy a Francia en septiembre y luego por España con espectáculos en Madrid, Barcelona, Zaragoza y me voy a final de año a México y a Hollywood...”. Ahí queda, una nueva entrevista y las que nos quedan con un joven que vive con su pasión e ilusión que es la magia que atesora en sus manos para ilusionarnos.