El público necesitaba más. El fin de fiesta a la noche del sábado 25 de agosto no podía llegar de mejor forma que con esos rockeros que nunca mueren, que ya pasaron hace muchos años por nuestra ciudad, precisamente en la Real Feria de Agosto de 1980.  

La banda Tequila irrumpió en la tablas del Recinto Ferial como un elefante en una cacharrería para ofrecer un concierto único dentro de su gira de despedida de los escenarios, el 'Adiós Tequila Tour', en el que sus miembros ofrecieron una selección de los temas más conocidos del grupo. 

Los argentinos arrancaron con fuerza y dándolo todo con 'Rock and Roll en la plaza del pueblo', 'Mira esa chica' y 'Matrícula de honor'. Acto seguido, el cantante y compositor Alejo Stivel se dirigió al numeroso público que abarrotaba la Caseta Municipal interpretando 'Mr. Jones' de su "amigo Charly García'.

El concierto iba poco a poco subiendo de revoluciones. A 'Me voy de casa' siguió una canción del último disco de Stivel, 'Yo era un animal'. El público no paraba de bailar y corear las canciones, sobre todo cuando llegó su éxito 'Quiero besarte'. Tras este tema, llegó el turno de 'Las cosas que pasan hoy' y 'Sábado a la noche. Ariel Rot por su parte, dejó patente que lo suyo es la guitarra y lo demostró en cada solo de cada uno de los temas del concierto regalando una calidad desbordante.

Los incombustibles Tequila no paraban de hacer feliz a su público. 'Ring, ring' y 'Yo quería ser normal', no hicieron más que engrandecer la fiesta, aunque lo más fuerte estaba por llegar. La locura se desató cuando Stivel presentó un tema que se querido amigo Ariel Rot hizo en su etapa con Los Rodriguez: 'Mucho mejor', si, si... esa de hace calor, hace calor. Si ya hacía calor, con este bombazo mucho más. El público no paraba de grabar con sus móviles y hacerse selfies para inmortalizar el momento como también pasó con 'Nena' y con 'Que el tiempo no te cambie' que fueron conduciendo el concierto hacia su tramo final.

Una última parte que tuvo su inicio con 'Dime que me quieres' que el público cantó de principio a fin como si hubieran vuelto por unos instantes a aquella época dorada de los 80. Al final del tema Stivel pidió al público que los "ayudasen" a cantarla alo que el público respondió encantado entonándola al unísono.

El concierto llegaba a su fin, pero todavía faltaba enloquecerse aún más. Lo consiguieron con 'Me vuelvo loco' que revolucionó aún más si cabe al público antequerano. Tras ella, el inevitable bis que no podía faltar a la cita: 'Salta'. Pues eso hizo el público saltar, saltar y saltar, haciendo que el mismo Stivel bajara del escenario con el público pasando de un extremo a otro dando el micro al público para que cantaran con él este gran regalo de canción con la que se dio por finalizado el fantástico concierto. Una noche irrepetible que marcó un antes y un después en las actuaciones musicales de la Real Feria de Agosto de Antequera. 

Más información, edición impresa sábado 1 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).