La fiesta no hizo nada más que empezar, ya que tras Urrutia fue el turno de uno de los señores y grandes de la música española, el gran Coque Malla. Ataviado con camisa blanca y chaleco negro aparecía en escena, emocionando a los presentes que se dieron cita en la noche del sábado 25 de agosto en la Caseta Municipal. 

Los acordes de 'Escúchame' irrumpían en el Recinto Ferial y era suficiente para callar al público, o más bien, para enmudecerlos. Con una banda potente y una voz única, el madrileño hizo un recorrido por temas como 'She´s my baby' 'La señal', 'El último hombre en la tierra' o 'La carta'.

La ciudad que más paz le ha proporcionado a Coque Malla, dicho por él mismo, es Berlín. Y tiene una canción que se llama de la misma forma que la capital alemana, y que regaló al público un momento de paz en mitad del espectáculo.

El lado más canalla y sensual lo sacó en 'Todo el mundo arde'. Pero todos sabemos que Coque, aunque a veces saque esa vena “ronaldista”, tiene su zona de confort en otros registros; por eso decidió hacerse suya una canción de Los Piratas: 'El equilibrio es imposible' a la que le siguió 'Quiero que estemos pegados'. No hace falta más. ¿O sí?  

Y no es que esté siendo exagerado, es que le siguió Guárdalo, de Los Ronaldos donde el público se desató totalmente pideiendo más éxitos. Y lo hizo con 'No puedo vivir sin tí'.  Cuando parecía que nada más podía suceder llegó el tema 'Me dejó marchar' con la puso punto y final o el punto y seguido, que Malla manifestó su deseo de ver al público antequerano pronto. Sin duda, un espectáculo digno de una noche especial para este real Feria de Agosto de 2018. No se necesita nada más. 

 

Más información, edición impresa sábado 1 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).