La periodista Pepa Bueno nos ofrece una visión real, dura y viva en el recuerdo de muchos de años en los que ETA marcó la historia de nuestro país. “Vidas arrebatadas. Los huérfanos de ETA”.

El comienzo de la historia es cuando más, desgarrador porque son los mismos protagonistas de este libro los que narran el atentado de Zaragoza del 11 de diciembre de 1987 cuando un Renault 18 robado explota con 250 kilos de amonal para destrozar la casa cuartel donde José Mari y Víctor, de 13 y 11 años, vivían junto a sus padres y su hermana Silvia de 7 años. Los dos hermanos relatan en primera persona aquel amanecer cuando se encontraron solos en un lugar destrozados en sus camas y a partir de ahí, Pepa Bueno arranca una historia lleno de una emoción contenida y un periodismo, sosegado y brillante.

A lo largo de las páginas narra la historia de ambos, una narrativa que no cae en sentimentalismos, sino en unas vidas que fueron robadas, sesgadas de una vez y a la que diariamente, estos huérfanos de ETA tienen que seguir haciendo frente al destino que los tocó vivir.

Un destino que ha marcado sus vidas, el recorrer el paso del tiempo, una pesadilla que ha ido marcando las acciones de su día a día. Pepa Bueno tras conocerlos personalmente, sus propias vidas, muestra en este libro su propio acontecer personal, que reconocen en una tragedia particular porque es la de José Mari y Víctor Pino Fernández. De fondo está esa realidad que marcó nuestro país y que no se debe olvidar, pero a la que hay que mirar para comprender cómo son hoy estas dos personas que ocupan un libro que no debemos dejar de leer para poder mirar al presente y al futuro.

Este título y otros más podrá encontrarlos, o pedirlos para que se lo envíen a domiclio, en Antequera en Grapho's, tu imprenta de confianza.