Este lunes 29 de junio, a las 17,30 horas, el Martín Carpena de Málaga acogerá la ‘final’ del BeSoccer UMA Antequera que puede conseguir su tercer ascenso a Primera División de Fútbol Sala, la mejor liga del mundo. Esta vez no podrá disputarse en el Fernando Argüelles, su talismán de 2015 y 2018.

 

Será la tercera vez, tras las anteriores ocasiones de 2015 y 2018, de poder conseguir ascender de nuevo el UMA Antequera a la Primera División de Fútbol Sala, la mejor liga del mundo. Se llama Manuel Luiggi Carrasco, tiene sangre italiana por parte de su abuelo, pero nació en Málaga. Jugó como delantero de fútbol en Tercera, hasta que con 30 años creó un equipo de “futbito”, como se ha solido conocer al fútbol sala. En 1994, Pedro Montiel lo fichó para comenzar su camino juntos y ha llevado el fútbol sala universitario malagueño a todo lo alto, con dos ascensos y lo más importante: los valores del saber jugar, estar en la pista y lo importante no es ganar, sino saber comportarse dentro y fuera de la pista. De ahí el sello propio de Moli, reconocido por los técnicos de Primera y Segunda División. 

Tras la sorpresa del Levante de Chillo (que militó en el equipo de Moli y dio grandes tardes de fútbol y goles en el Fernando Argüelles) ante el todopoderoso Barcelona el martes, donde se quedó fuera uno de los siempre aspirantes a todo, entrevistamos por  vídeoconferencia a Moli, el entrenador, el alma, el estilo de juego del UMA Antequera. Le exponemos que tras titulares anteriores como “Tengo una deuda pendiente” o “Ahora sí puedo decir que me puedo morir tranquilo” tras los dos anteriores ascensos, cuál será el titular del lunes, a lo que nos dice: “El objetivo será que me quedo en paz con la afición y con el fútbol sala. Me quedo en paz porque de alguna manera si tengo ese privilegio de que la gente cuando asciende te elogia, pues también me siento culpable cuando el equipo desciende. Como máximo responsable y cabeza visible me siento aún más responsable. Entonces entiendo que el equipo lo hacemos el cuerpo técnico y el más responsable soy yo y la verdad es que para lo bueno y para lo malo estamos ahí. Yo creo que la frase sería esa: ‘Por fin me quedo en paz’ y a partir de ahí me puedo jubilar tranquilo”.

En el fútbol sala puede pasar de todo, si no, ver lo que le ha hecho el Levante de Chillo al Barcelona: “Me ha dado un vuelco al corazón cuando faltaban tres segundos. ¡Ha cogido un control orientado y de puntera…! Estamos hartos de verlo y lo hemos visto en el Argüelles ese punterazo que pega y ha metido el gol… Ese chico con tanta humildad es muy grande, es pequeñito, pero es muy grande deportivamente hablando. La verdad es que me he alegrado mucho porque ha sido un jugador que ha estado con nosotros. Un jugador que siempre está agradecido a la afición de Antequera, a la Universidad de Málaga y personalmente a mí, siempre me dice que soy su padre deportivo”.

Los valores de Moli en el UMA Antequera y ante la final a puerta cerrada

A todos los jugadores que entrevistamos siempre nos destacan los valores de Moli. ¿Cuál es ese secreto que transmite al vestuario?: “Creo que los valores que se le da a un hijo o a las personas con un buenas tardes, pase usted primero, siéntese aquí, hasta luego, adiós, gracias… Pues en el Deporte tendría que ser lo mismo, compitiendo obviamente. Pero dentro de la deportividad se puede triunfar con esa deportividad, con valores y se ha demostrado que se puede”.

Se ha hablado mucho y cuestionado la decisión de cómo va a terminar la liga. Aunque ya está todo hecho, ¿qué hubiera sido lo justo, jugarse a un partido toda la temporada?: “Para mí personalmente, y no es que haya quedado segundo en la liga, lo justo hubiera sido terminar la liga para evitar problemas, gastos, riesgos de contagio… porque ellos se han inventado este playoff exprés. Y yo digo que es el más largo de la historia porque no he visto un playoff más largo en la vida y encima esa incertidumbre que si se va a jugar o no. Lo que es la Federación de Fútbol siempre ha apostado porque se jugase, su interés tendría”.

Al final, a un partido. Se habla del futsal, de la liga de fútbol sala, pero va a parecer más ‘un partido de futbito’ porque sin público va a ser casi un entrenamiento. “¡Claro, es que parece la poca importancia que se puede tomar a ese partido viendo como dijo un entrenador de Primera División hace poco en una entrevista!: ‘Vamos a jugar un partido de solteros contra casados’. Y hoy viendo el primer partido del Inter con Jaén se ha notado el poco tiempo para poder competir un partido tan importante. Nosotros nos jugamos el partido más importante del año que ya no depende de que tú puedas preparar al equipo, de que el equipo haya quedado mejor… depende del estado de ánimo, de que el balón entre, de que se defienda bien, pero en la vida podemos exigirle a un jugador que en quince días se prepare y sin jugar partidos de pretemporada ni nada, se prepare para una final tan importante como es el ascenso a la Primera División”.

¿Hasta qué punto es positivo o le ha venido bien jugárselo a un partido y no tener que jugar una semifinal?: “A mí me hubiese gustado que hubieran estado los cuatro equipos porque ahí había un partido previo. Yo siempre pongo el ejemplo que los primeros partidos normalmente no suelen salir bien, lo digo por los campeonatos universitarios tanto de España como de Europa. Son resultados muy parejos, a veces hemos perdido, a veces se ha empatado… porque es romper el hielo, entrar en la dinámica de juego y la adaptación sobre todo. Creo que la Federación ha optado bien por decir que nosotros como quedamos segundos deberíamos esperar a la final y así es. Pero ventajas no tiene ninguna, la ventaja es que no jugamos un partido porque el equipo que nos toque vendrá con un partido jugado. No sabemos lo que va a pasar… En el segundo partido siempre van a estar mejor porque ellos tienen la experiencia de los Campeonatos de Europa, donde en los segundos partidos hemos mostrado mejor juego que en el primero. Se tienen que mentalizar en que hay que estar preparado y ser muy responsable de lo que nos jugamos y sobre todo, esa actitud que hay que tener para los partidos cuando te lo juegas a una carta”.

Para llegar a ese partido, como profesor de su Universidad, del BeSoccer UMA Antequera ¿cómo ha ido con las nuevas tecnologías: los zoom, whatsapp…? “La verdad que no ha habido uno o dos días que no hayamos tenido contacto con ellos porque ellos son mi familia deportiva. Yo paso más tiempo con ellos que con la propia familia porque viajamos y nos vemos todos los días, pero ellos piensan igual y eso es una cosa que se echa de menos. Después vienen los descansos que necesita el cuerpo que son las vacaciones. Fíjate ahora estaríamos de vacaciones y estamos pendientes de este partido tan importante”.

¿Han tenido miedo con lo de las medidas preventivas del COVID-19? ¿Cómo han llevado esos contactos con el balón?: “El primer día que nos vimos nos hicimos unos test COVID y salieron todos bien. Lo que sí echamos de menos son los abrazos en los entrenamientos. Cuando llegamos siempre nos damos un abrazo… aunque el capitán me lo tenía prometido y me dijo: ‘¡Moli cuando te vea el abrazo es inevitable!’ En los partidos no tenemos que estar preocupados. Si sale todo bien, no tenemos que tener riesgo ninguno”.

Evocando su pasado del mundo del boxeo… ¿va a ser un partido del KO ¿Cuáles van a ser las claves de la final? “Yo lo que quiero es que mi equipo esté bien, estando bien no me preocupa nada porque sé que van a dar el 110 por 100, aunque ya digo dentro de los 14 días de entrenamiento, pero van a dar el máximo porque son gente competitiva, gente que se entrega, gente solidaria y lo van a demostrar. Es verdad que nos lo jugamos todo a un partido y ojalá la bolita entrase. Pero no podemos salir a empatar el partido porque no quiero escuchar que el empate vale. No podemos jugar a empatar si no perdemos por obligación. Tenemos que salir mentalizados a ganar y conforme van pasando los minutos iremos viendo cómo se va desarrollando, lo que necesitamos y lo que tenemos que trabajar. Tampoco es un partido en estos 14 días para entrenar con toquecitos de balón, muy de principio de temporada, muy analítico y eso no puede ser, tenemos que coger el ritmo de competición porque al final lo que vamos a hacer es competir”.

Un partido como el del Mengíbar en casa o ElPozo fuera

El sueño es que le saliera un partido como el del Mengíbar en casa o en la cancha de ElPozo Murcia: “Nos gustaría coger el mismo que teníamos cuando comenzamos con el puñetero COVID. Es verdad que cogimos una línea ascendente después de los cuatro partidos de Navidad. Tuvimos un bajón tremendo perdiendo dos partidos en casa y bueno, fuimos recuperando y el equipo entró otra vez en la dinámica positiva y eso me gustaría recuperarlo. Yo creo que el trabajo más importante para ellos es que se mentalicen. Tienen que ser sus propios entrenadores en la cancha, tienen que creer en sus compañeros y hay que darle su poquito de psicología, de agradecimiento y que salgan muy felices. Si tú eres feliz, eres capaz de conseguirlo todo”.

¿Buscarán los entrenadores un partido muy táctico, al menos en los primeros minutos intentando evitar los errores y aprovechando la oportunidad, y si hace falta el espíritu Chillo que hemos visto?: “La táctica la sabemos y conocemos que el rival que nos toque… ellos saben cómo jugamos nosotros… Pero más que eso, es respeto. El respeto en principio que hay que ir perdiéndolo poco a poco e ir entrando en esa dinámica de juego y en lo que sabemos hacer. No podemos escatimar en esfuerzos ni un segundo. ¿Qué jugadores van a jugar? Los que me vayan pidiendo paso, los que estén bien en la cancha, los que le hagan daño al rival, los que estén en su día. Porque es como lo de Chillo, ha marcado una diferencia y eso es lo que falta en un jugador en momentos oportunos”.

Salvo Cala ¿cuenta con todos?: “Cala sigue recuperándose de la lesión y están todos, incluso los chicos del filial ya que como se pueden vestir 14, estarán todos. Tenemos muchas ganas de que llegue el lunes”. Ésta ha sido una temporada muy buena de banquillo, de tener recambios… y encima teniendo al segundo máximo goleador como Álex Fuentes o Miguel Conde que también se ha crecido. “Y Nando… Pero yo siempre digo que no me gusta ganar los partidos antes de jugarlos. La mentalidad mía es ganadora y es la que le tengo que transmitir a los chicos. Pero es poco habitual lo que está ocurriendo como partido en sí, pero vamos a salir con todas las fuerzas. Nada más hay que verlos en los entrenamientos con la ilusión y ganas que están trabajando”.

¿Qué diferencia hay entre este partido y los dos anteriores que pudo conseguir el ascenso, es decir entre el partido del 2015 con el Valdepeñas y en 2018 con el Betis?: “El partido con el Valdepeñas tuvimos el factor cancha. El primer ascenso es el más ilusionante para cualquier entrenador y cualquier afición. Aquello era imposible que se escapara el partido por como estaba el Argüelles. En el segundo playoff el hecho de quedar con Betis en principio quinto clasificado y por cuestiones tuvimos factor cancha con ellos, salimos sin nada que perder. Pero sobre todo es que venía el equipo de momentos de final de temporada físicamente y mentalmente genial y como son jóvenes lo ponen muy fácil para conseguir objetivos”.

¿Qué ve de diferente a este equipo? ¿Está preparado para ascender? “En principio cuando comenzamos la liga nuestro objetivo era meternos en playoff, pero más lejos de la realidad con las plantillas que había porque se han quedado muchos equipos fuera con unas grandes plantillas, sobre todo económicamente. Estos chicos no tienen final y tienen una predisposición tremenda para el trabajo y para competir. Hay una cosa que yo creo que puede ser la clave de si hay éxito. Primero, desde la directiva con el presidente Pedro Montiel, cuerpo técnico que para mí es el mejor que se puede encontrar. Y sobre todo la gente que son muy felices y jugar en el Argüelles con esa afición, el Alcalde y a todas las personas como vosotros que os portáis muy bien con nosotros y a veces, eso cuando necesitamos un esfuerzo ahí estáis para llevarnos en volandas. Eso es lo importante porque el jugador juega sin presión, si se pierde no pasa nada y la presión se la tienen que imponer ellos, no nosotros. Si no estás bien, te sientas y sale tu compañero, pero esa familia competitiva que tenemos es la clave de todo lo que está ocurriendo. Se van unos, llegan otros  y mantenemos ese equilibrio. Estando Miguel y Óscar que son ya los más veteranos… ellos han vivido tiempos con Tete, Crispi, Chillo… toda esa gente que se fue… y ellos lo han vivido siendo tan jóvenes y ahora lo están aplicando a los que van llegando”.

¿Cómo lo lleva el presidente? “Pedro Montiel es presidente, entrenador, mánager… es de todo. No conozco una persona como Pedro, de verdad lo digo. Eso tiene un valor increíble el tener un presidente con la calidad humana que tiene, porque aquí el dinero es lo de menos, aquí cuentan los valores que tiene y como trata a los chicos, cómo se preocupa de ellos y a mí me ayuda mucho. Yo estoy aquí hace 26 años cuando pegó en mi puerta, me vine para acá y estoy encantado y agradecido y que dure mucho tiempo y que haya muchos Pedro Montiel por ahí”.

La unión, los valores y la paciencia dentro y fuera de la cancha

¿Cómo consiguen esa unión? Porque en los tiempos de hoy: la gente, las amistades, las uniones, los matrimonios... no duran tantos años y cuando vemos su relación con Pedro Montiel y que usted siga al frente del equipo de la Universidad de Málaga. ¿Cuál es el secreto?:“Por encima de todo están las personas y yo digo que los resultados ya no se acuerda uno de lo que pasó el año pasado, pero sí se acuerda si hace algo que no es correcto, el hecho de una expulsión, faltarle el respeto a alguien… Yo digo que todo jugador que pertenezca al BeSoccer UMA Antequera tiene que tener buen comportamiento dentro y fuera de la cancha. Para mí lo más importante es que un jugador esté bien y a gusto antes de un resultado”.

¿Cómo consigue esa paciencia que usted demuestra en el banquillo, aunque suponemos que por dentro estará tenso o nervioso?: “Serán los años ya que me hacen calmarme. Yo soy así. Ni cuando he sido futbolista jugando ni cuando he sido jugador de fútbol sala, en mi vida deportiva jamás me han sacado tarjeta y me han expulsado. Cada uno es como es, hay uno que tiene más temperamento y lo llevan bien y yo creo que el entrenador tiene que analizar y estar pendiente de lo que está pasando al igual que los jugadores que están en el banquillo, que tienen que estar viendo lo que hacen sus compañeros para mejorarlo y saber lo que hay que rectificar. Si un entrenador no da ejemplo de comportamiento y respeto porque un árbitro se equivoca... yo no voy a decirles que han fallado tres goles o que se han comido un gol… El respeto es muy importante y ellos lo tienen en cuenta. El otro día me llamaron de Madrid para una entrevista y lo primero que me dijeron es que el equipo del UMA Antequera merece por sus valores en fútbol sala estar en la Primera División. Si no estamos, no pasa nada, pero los valores no los vamos a cambiar”.    

Como técnico, un mensaje a los aficionados. A los que desde cualquier sitio van a seguir el partido por televisión, a los que se atrevan o puedan al menos intentar ir fuera del Martín Carpena a recibirles cuando lleguen al estadio. “Les digo que estén tranquilos en ese aspecto, aunque dudo mucho que lo estén cuando empiece el partido, pero que si hay que correr más de la cuenta para ganar el partido, los chicos lo van a hacer. No puedo ahora mismo decir que el partido lo vamos a ganar, pero vamos a dar lo máximo con toda seguridad. Antes, en el vestuario, hablaré de la afición y les comentaré que están pendientes, que ellos mismos lo saben, pero se lo recordaré que hay mucha gente que nos quiere y que les gusta disfrutar del mejor fútbol sala del mundo… Tenemos una afición de Primera División… Vamos a intentar recuperar lo que perdimos porque en ningún momento nos merecimos… Muchas veces el dinero manda y la experiencia, también”.

¿Pase lo que pase, estamos seguros que entre Pedro Montiel y Moli tienen planificada la plantilla para la próxima temporada estén donde estén?: “Conociendo a Pedro estoy seguro que sí. Yo ahora mismo lo firmo todo para lo que sea Primera o Segunda porque son gente que van pidiendo paso, están en Segunda y hemos demostrado que hemos estado arriba ¿por qué no pueden pedir paso también en Primera? Si después hay que traer algún refuerzo se trae y se refuerza. Pero si a la tercera somos capaces de conseguir el ascenso, digo que a la tercera va la vencida y creo que tenemos experiencia y sabemos lo que debemos y no debemos hacer para mantenernos”.

Ha dejado claro que no le gusta ganar los partidos antes de disputarlos, pero ¿hay algún jugador que haya prometido o dicho que si ganamos y ascendemos hago esto?: “Algo hay... Nuestro presidente Pedro Montiel lo primero que ha dicho es que si somos capaces de conseguir el ascenso tiramos para Antequera si no el mismo día, en la mañana siguiente, pero eso es seguro. Nuestra ciudad es del equipo desde hace once años que estamos allí y hasta que queráis”.

El fútbol sala marcará lo que pase el lunes, pero lo que estamos seguros es que dentro de 15, 20 o 30 años cuando Moli deje de ser entrenador del BeSoccer UMA Antequera, si vemos el recuerdo de Tete, Kogovsek... en el Pabellón Fernando Argüelles, también tiene que haber un rincón muy grande para Moli porque si era un mito y una leyenda Fernando Argüelles en el Balonmano y lo que le dio a este pabellón... Moli y su equipo nos están haciendo traer lo mejor del fútbol sala. El BeSoccer UMA Antequera y su afición son de Primera y también lo son su entrenador, presidente y cuerpo técnico.  Que sea el fútbol sala justo y que el lunes gane el mejor y como decía Manolo Molina, pero aplicado al fútbol sala esta vez, que sea el BeSoccer UMA Antequera porque primarán los valores que Moli nos tiene acostumbrados a sus jugadores y a la afición. 

Terminamos con sus palabras: “Yo creo que se lo merecen los chicos y el cuerpo técnico porque también ellos tienen mucha culpa de que salgan las cosas como salen. Pase lo que pase con la cabeza levantada y si no puede ser por lo que fuese, a pelearlo para la próxima temporada”.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 27 de junio de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).