El afán por querer ofrecer siempre calidad en todos y cada uno de sus productos no tiene límites en La Antequerana que un año más preparan una campaña cargada de novedades muy especiales con calidad y buen gusto.

Con su gerente Juan Paradas Palacios hablamos de ellas: “Para esta campaña presentamos un nuevo envase metálico de nombre ‘Abanico’, que sustituye a la caja Homenaje, con la imagen nuestra de La Antequerana muy atractivo al público”.

“Esta temporada hemos hecho importantes cambios en el Grupo San Roque, ya que los picos largos, pasan a llamarse Piquitos La Antequerana. Además, hemos creado un nuevo producto que son los Piquichoc que son nuestros picos de siempre, recubiertos con exquisito cacao, así como los nuevos piquitos clásicos y  con salvado”, añade Paradas.

Como ha ocurrido siempre, en La Antequerana el objetivo es la calidad en sus productos: “Nuestro Grupo trabaja con la filosofía de elaborar los productos con las mejores materias primas y por eso no se escatima en su inversión buscando el resultado de tener finalmente un gran resultado”, asegura el gerente de La Antequerana.

Ampliaciones en el Grupo San Roque

Actualmente los proyectos que tienen en marcha, para ampliar la capacidad de producción, es la inversión en la ampliación de la fábrica de Piquitos: “Ahora estamos en la segunda fase y estamos para comenzar la tercera. Esto supone una ampliación muy grande en instalaciones porque pasará de 600 a 2.200 metros cuadrados con una nueva sala de envasado automatizada y túnel de enfriado. En la tercera fase se instalarán las cámaras de fermentación, un obrador con tecnología 4.0”, señala Paradas.  

“Tenemos mucha demanda de este producto y tenemos limitaciones a la hora de fabricar. Creemos que con esta inversión vamos a acabar con esta limitación y poder multiplicar por dos la fabricación actual”, añade. Un empresario que crece y evoluciona ofreciendo calidad en todos sus productos.

El sentimiento de otras generaciones

 

“Detrás de todas estas inversiones y aumentos de capacidad de producción nos mueve el mismo sentimiento que pusieron las generaciones que nos precedieron en la elaboración de estos productos, de estos molletes, piquitos y mantecados que son los mejores embajadores de Antequera: elaborar los mejores productos, con las mejores materias primas y con el mejor equipo humano, cumpliendo así con las exigencias del mercado”, resalta Juan.

La nueva fábrica de molletes
“Estamos a la espera de entregar el proyecto de ejecución en el Ayuntamiento. Ya tenemos aprobado el proyecto básico y queremos iniciar las obras en 2020 y en el plazo de un año concluirlas y comenzar con la maquinaria. Va a ser una planta que va a contar con 9.000 metros cuadrados con un enfoque diferente a la fabricación del mollete y que supondrá una inversión de 6 millones de euros. Estamos ampliando cada vez más nuestra red comercial y es lo que nos alienta a continuar”, concluye Paradas.