Antequera se caracteriza por atesorar una excelente gastronomía, teniendo uno de los establecimientos más veteranos de la ciudad en el Bar Ladrón.

El conocido establecimiento ha tenido como buque insignia en la cocina a Rosario Ana García Estrada, que tras 38 años de intensa trayectoria profesional se ha jubilado y disfruta ya de la compañía de sus nietos y de su marido Francisco Ladrón de Guevara.

La incansable Rosa, que así le gusta que la llamen, después de tantos años nos habla de cómo comenzó en la hostelería: “Mi marido y yo llevábamos un par de años casados. A él lo tuvieron que operar de la columna y no podía trabajar, y tras adjudicarnos una casa, la cual nos costó mucho pagar, logramos, incluso con 3 hijos a mis 23 años, un préstamo a través de Pepe Soto y pudimos comenzar”.

“Mi madre tenía un despacho de vino en la Plazuela de Espíritu Santo y fue entonces cuando se me ocurrió poner tres barriles de vino de Bollullos del Condado para vender a granel en el mismo salón de la casa, en la ventana que daba a la calle. Además, vendíamos huevos, refrescos... y así estuvimos algún tiempo”, añade Rosa.

Tras la creación de la Barriada García Prieto, “un hombre llamado José Luis Morilla nos dio de alguna manera la idea y nos ayudó poco a poco a sacar adelante el bar en el año 1981,  trayéndonos muchos albañiles para comer”, explica. 

El nacimiento de Bar Ladrón

Cerca de cuatro décadas dedicada a la hostelería dan para mucho, pero Rosa tiene claro que de todo este tiempo se queda: “Sobre todo con los clientes porque hay muy buena gente en Antequera que me han ayudado mucho en este tiempo”. 
“Aquí he hecho toda mi vida y al igual que hemos tenido rachas malas, también las hemos tenido buenas, además he criado a todos mis hijos aquí dentro del bar”, añade.

Toda una profesional que ha dedicado su vida a que Antequera disfrutara con su cocina y que ahora disfruta de un merecido descanso.

La tradición continúa
“Mi hijo Francisco tenía muchas ganas de que le dejara el bar, ya que él ha estado mucho tiempo trabajando en la hostelería”. 

El presente y futuro de Rosa
“Ahora lo que quiero es disfrutar de mis nietos, ya que de mis hijos he podido hacerlo muy poco porque siempre he estado trabajando... Y sin duda ayudar a mis hijos en todo lo que pueda”.