El Balonmano Conservas Alsur Antequera afronta  su tercera temporada militando en la División de Honor Plata con más estabilidad estructural y económica, olvidando otras épocas más controvertidas y de ‘quebraderos’ de cabeza. En el plano deportivo, la cantera está dando sus frutos y el primer equipo sigue estando entre los mejores de la ‘Plata’, favorito a jugar a la Fase de Ascenso. Para hablar de todo ello, conversamos con el capitán, el eterno Francis Morales.

 

El Balonmano está alcanzando un gran estado de salud en los últimos años en Antequera. La etapa de inseguridad económica y ‘renacimientos’ del club ya son más que pasado.

La estabilidad del club tanto en su plano estructural como económico mejora campaña tras campaña. El Conservas Alsur Antequera goza de una gran reputación en el mundo del Balonmano, tanto por el buen hacer del primer equipo en los últimos cursos, como por colocar a muchos equipos de la cantera entre los mejores de España.

Para alcanzar dicho estatus, el club se ha servido de la gente de la casa, otorgando su confianza tanto para la formación como para competir en la cancha. Es el caso del capitán, Francis Morales.

Con 30 años recién cumplidos, Francis lleva toda la vida jugando a Balonmano en Antequera. Desde que despuntara en la cantera del extinto Balonmano Antequera llegando a competir en Asobal.

Para la temporada 2019-2020, tras realizar una gran pretemporada con triunfo en la Copa de Andalucía incluido, Francis se muestra muy positivo: “Para no haber hecho muchos cambios, ha ido muy bien la pretemporada. Chispi aporta muchísimo, es un tío grande, con experiencia, lanzamiento, y entra en nuestro estilo de juego. Nacho del Castillo también aporta muchísimo, sabe de qué va esto y nos ayuda. Con esos dos cambios, el equipo mantiene su dinámica y el bloque que llevamos varios años, que es nuestra gran baza, nos conocemos a la perfección”.

‘Pueden darse muchas sorpresas en la liga’

Sobre la liga regular, Morales apunta que será “muy dura”: “No hay tantos equipos favoritos, sino muchísimos equipos que quieren subir. Cualquiera te puede ganar y a cualquiera le puedes ganar. Puedes perder contra el último y después ganarle al primero. Pueden darse muchas sorpresas”.

El objetivo del equipo es la permanencia, pero Morales, ambicioso como capitán, no evita hablar de las opciones de ascenso: “Hay que lograr la permanencia lo antes posible. A partir de ahí tenemos que disfrutar y luchar. Este año el ascenso... ¿por qué no? Nuestro objetivo principal es la permanencia y luego depende de los resultados y a ver dónde estamos conforme avance la temporada”.

En este sentido, Francis afronta este año “ilusionado y contento de seguir jugando y también entrenando” en la cantera, a la vez que confiesa que subir a Asobal con el equipo de su tierra y su vida sería el “broche de oro” a su carrera.

Más información, edición impresa sábado 7 de septiembre de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).