La Asociación Resurgir Proyecto Hombre calienta motores para la quinta edición de la San Silvestre, que se celebrará el lunes 31 de diciembre desde el Coso Viejo. Por ello, hablamos con Alfonso Rojas Moreno (30 de abril de 1970, Antequera), que trabaja en la vivienda de apoyo al tratamiento “Casa Menga”, que forma parte de Resurgir.

 

 

Antes de la prueba, “estamos visitando todos los colegios de Antequera”, con el objetivo de “patrocinar la carrera de la San Silvestre”, así como concienciar de llevar una vida sana y responsable. Tras dar charlas en Inmaculada, Infante don Fernando, Reina Sofía, San juan, Romero Robledo, Loreto, Salle y Victoria, “el lunes 17, los Colegiales; martes 18, José María Fernández; miércoles 19, Pedro Espinosa”.

 

En las conferencias, “les pregunto si ellos conocen Proyecto Hombre. Me quedo sorprendido porque niños de 10 años te responden cosas como que es un centro de drogodependencia, donde los alcohólicos, donde las personas consumen cocaína… Otros ni idea y otros dicen que es un centro donde damos limosna”.


‘A veces nos desviamos de nuestro camino...’

Resurgir Proyecto Hombre “es un centro de ayuda a las personas que tienen vida desordenada. Gente que en vez de ir por el camino correcto, por esos valores que nos enseñan como la responsabilidad, la humildad… hay veces que nos desviamos de nuestro camino”.

 

Además de hablarles a los jóvenes sobre la asociación, “les cuento mi testimonio. Yo me desvié de ese camino que hay que llevar, a pesar de que tengo 13 hermanos. No hace falta quedarte solo porque no tengas a nadie. Me desvié, toqué fondo y busqué la soledad. Tenía dos vidas, la de Alfonso el responsable y una máscara con una vida desordenada, sin amigos, sin valores, sin responsabilidades… Caí en el mundo de las adicciones”.

 

Con estos problemas, sus hermanos lo reunieron, “me hicieron un coro, en medio y no reconocía las cosas. Siempre pensaba que estaba solo, que mis hermanos no me querían”. Le dijeron que reconociese su probleman... “y al final caí hundido, en el suelo, llorando muchísimo, todos mis hermanos llorando y unidos”, relata Alfonso con lágrimas en los ojos, recordando aquellos instantes donde todos eran uno, ayudándolo en sus problemas, pese a creer que estaba solo.

 

De esta manera, reconoce que el problema “no es tener adicción a la droga. Quitarse es fácil, entre comillas. El problema es la persona, el porqué estás así, por qué no eres feliz, por qué te has quedado solo”.

 

La San Silvestre, el 31 desde el Coso Viejo

Alfonso Rojas reconoce que la carrera de la San Silvestre “es una actividad de prevención. Se celebra el último día del año, pretendiendo terminar el año sanamente y en unas horas muy punteras. Desde hace 5 años, en el espacio de ocio, se ponía lleno de botellón y niños jóvenes. Hoy en día, no hay nadie. En vez de estar allí están en la carrera, pasándoselo bien, haciendo deporte”.

 

Ya saben, además de promocionar una vida sana, pueden colaborar con una Asociación que intenta hacer mejor la vida de muchos y cuya temática de disfraces de este año es el deporte. Desde hoy sábado y hasta el 30 de diciembre, inscripciones en el Centro Comercial La Verónica (de 10 a 14 y de 17 a 20 horas). Más información, edición impresa sábado 22 de diciembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).