El hoy alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados, fue uno de los que formaron el ‘Pacto de Antequera’, siendo en 1978 diputado por UCD (Unión del Centro Democrático). Su relación con Plácido Fernández Viagas va más allá, al ser consejero de Economía, Hacienda y Turismo de la Junta Preautonómica de Andalucía.

 

Tanto en 1978 como hoy, 40 años después, sigue apostando por Antequera como eje de una Andalucía sin centralismos. Es alcalde de Málaga desde el año 2000 y en 2019 opta a la reelección. A pesar de su edad, tiene un peso político con el trato en el día a día con el ciudadano, lo que le convierte en uno de los alcaldes más carismáticos de España.

Su aparición en el Salón de Plenos el miércoles 17 de octubre levantó el debate con el resto de “históricos”, a quienes no tuvo problema en responderles y destacar el papel de la UCD en el ‘Pacto de Antequera’, así como pidió que el 40 Aniversario tenga un acto digno el 4 de Diciembre, “el día que debe reivindicarse y mantenerse como el referente de lo que es hoy Andalucía”.

 

Hace 40 años

En estas mismas páginas, hace 40 años le decía a nuestro recordado Ángel Guerrero: “Creo que la Jornada de hoy ha sido realmente satisfactoria e impor­tante para Andalucía y, por supuesto, para Antequera, que se ha convertido en protagonista fundamental de un día de gran significado e importancia para nuestra región, porque no en va­no va a suponer, con la aprobación del reglamento; que la Junta puede funcionar mejor a partir de ahora y porque el compromiso que supone es­te Pacto, entre todos los partidos”.

Un Pacto que también estudió que Antequera fuera la capital andaluza: “Estimo que Antequera reúne una serie de condiciones idóneas, real­mente favorables, para ofrecerse co­mo lugar de sede de los organismos andaluces”.

 

Las mismas preguntas en el mismo sitio

Casi 40 años después, le pedimos una valoración de la iniciativa desarrollada esta semana en Antequera, a lo que nos dice: “Me parece que es muy adecuado, oportuno recordar la importancia del Pacto. Aquel día se visualizaba el trabajo que se venía haciendo, desde que en mayo del 78 se constituye la Junta preautonómica en Cádiz, sin tareas aún y con un presupuesto, que recuerdo que era de unos 100 millones de pesetas al año”.

Un acuerdo el de 1978 que forjó la Andalucía que hoy tenemos: “Era lógico porque además en aquellas fechas, el gobierno de UCD se había dado un paso importante de recuperación de la Generalitat con Tarradellas, un símbolo de lo que se quería hacer en aquella etapa constituyente de cerrar las heridas de la Guerra Civil. El gobierno Vasco volvió del exilio y parecía normal que se constituyeran identidades, sensibilidades que pudieran crear un mapa equilibrado”.

Tras 40 años, ¿se ha cumplido lo que se pretendió con esta acuerdo de consenso?: “Yo lo que echo de menos, como unas palabras que dije un año antes el 4 de diciembre de 1977, es autonomía, que significa responsabilidad y autonomía tiene que ser una descentralización en cascada”.

¿Más competencias para los ayuntamientos?: “Yo entonces no conocía la Carta Europea de Autonomía Local. Aquello que pueda hacer un ayuntamiento, debe de hacerlo el ayuntamiento y no la región y lo que pueda hacer la región que no lo haga el estado. Desgraciadamente en la nuestra no se aplicó”

Aquí unas palabras 40 años después en las que ya vislumbraba su defensa de los ayuntamientos y en cuya trayectoria política siempre estuvo muy presente en Antequera, ciudad que él entendía debió ser la capital andaluza.

 

*** Esta entrevista fue realizada durante el pasado mes de octubre con motivo de las Jornadas promovidas por la Universidad de Málaga como antesala del 40 aniversario del Pacto de Antequera que tendrá lugar este martes 4 de diciembre. 

 

Más información, edición impresa sábado 20 de octubre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).