Desde pequeños, casi todos los chavales sueñan con poder meter un gol, sumar una canasta decisiva o dar el punto ganador. Es el ingrediente que cualquiera se imagina para triunfar en el deporte. Ya sea en balonmano, fútbol sala, baloncesto, voleibol o fútbol.

 

Sin embargo, hay algunos que huyen de los goles y su gloria, decantándose por detenerlos. Es el caso de Francisco Maireles ‘Mai’ y Fernando Torres, los guardametas del Balonmano Conservas Alsur Antequera en este segundo curso en División de Honor Plata.

Dos ‘locos’, como se suelen llamar en el ‘mundillo’, que un día se pusieron en la portería por casualidad y de allí no salieron. Así, en base a su experiencia, sobre las claves para ser porteros, ‘Mai’ señala el “no tener miedo”, y Torres asegura que hay que tener mucho componente “físico y mental porque es una posición muy dura”.

Para ellos, una parada es similar a meter un gol. La adrenalina es la misma y el valor para el equipo, muy necesario: “Una parada decisiva desconcierta mucho al rival”, afirma Maireles. Éste asegura que no se queda con acciones puntuales: “Soy muy exigente conmigo mismo, por lo que más que paradas, recuerdo partidos que me han salido bastante bien”.

Por su parte, Torres recuerda un gran partido del pasado año frente a Nava, donde salió a falta de 10 minutos y fue clave para remontar un partido que perdían de cinco goles.

La relación entre ambos es de admirar. Luchan por un puesto, pero su perspectiva no es tal. “Desde que estamos juntos, nos llevamos a la perfección. Hablamos mucho, estudiamos jugadores y estamos siempre en continua comunicación. No hemos tenido ningún problema nunca”.

Así, aseguran que buscan el bien del equipo, es decir, la victoria, independientemente de quién juegue. “Hay épocas del año en que uno está mejor que el otro. El objetivo es que el equipo gane. Si uno no se encuentra bien, cambiamos entre nosotros mismos incluso, también por la confianza que nos tenemos el uno en el otro”, afirman los dos.

‘Partido a partido’, la clave para llegar a cotas altas

El equipo no tuvo el debut esperado, ya que los antequeranos salieron derrotados 28 a 20 en Palma del Río, sin embargo, la segunda jornada, en casa ya ha vislumbrado cuál puede ser la mejor versión del equipo antequerano tras ganar al Bordils. Los dos guardianes del Conservas Alsur son optimistas para revertir la situación: “El año pasado nadie se esperaba dónde llegamos.Tenemos que ir partido a partido. El trabajo y la constancia nos va poner en el puesto que merecemos. Hay que salvarse lo antes posible y luego seguir trabajando”, explican ambos.

Sobre su afición, solo tienen palabras de agradecimiento, ellos nunca dudan: “La afición se va a volcar siempre", afirma Torres. “Jugar en casa es un factor clave. El equipo tiene que confiar en sí mismo y lo sacaremos adelante”, sentencia ‘Mai’ sobre este choque.

Más información, edición impresa sábado 22 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).