Diego Díaz Díaz (Antequera, 6 de abril de 1965-Guillena, 17 de marzo de 2018) tenía dos pasiones: su familia y Antequera. La ciudad que le vio nacer le otorgará mañana 16 de Septiembre, Día de Antequera, el título de Hijo Predilecto de la Ciudad a título póstumo, tras haber fallecido en acto de servicio y habiendo salvado la vida de tres personas en el Arrollo de Galapagar, en Guillena (Sevilla).
 
 
Tenemos oportunidad de hablar con su hermana Josefa, que nos habla de su destacada vida de entrega a los demás y de su trayectoria profesional. El Cabo Primero de la Guardia Civil nació del amor de los antequeranos José Díaz Lara y Antonia Díaz García, siendo el segundo de tres hermanos, junto a José y Josefa, a la que entrevistamos.
 
El Hijo Predilecto de Antequera estudió en Málaga, desde los seis años, la EGB (Educación General Básica). Siempre con la mente puesta en ser Guardia Civil, ingresó en la benemérita el 2 de noviembre de 1990. Diego “siempre quiso ser Guardia Civil porque ha tenido vocación de servicio público. Era una persona muy entregada, que ayudaba a los demás”, explica Josefa. Una profesión que se convirtió en su manera de vivir, siendo partícipe “en varios rescates a personas”.
 
Además, estudió Derecho, colegiándose como abogado en el Colegio de Abogados de Málaga.El nombramiento que se le concede “es un orgullo muy grande, inmenso y un honor”, explica emocionada su hermana. “Él lo hubiera disfrutado, para él honor más grande que ese no lo hay. Diego se lo merecía porque amaba Antequera, era un enamorado de su tierra”. Y es que “siempre le gustaba ir a Antequera”, aunque desde 2001 tenía como destino Guillena. También estuvo anteriormente en Hospitalet del Infant (en Tarragona), en Zafarraya (Granada) y en Soria. 
 
Reconocimientos en el servicio a la Sociedad
 
Entre sus galardones, se encuentra la Medalla al Mérito de la Guardia Civil con distintivo Rojo (el máximo distintivo de la Benemérita), la Medalla al Mérito de la Protección Civil en su categoría de Oro y distintivo Rojo, la Cruz de Primera Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort, la Medalla Colegial del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga, una Mención Honorífica Especial concedida por el Ayuntamiento de Antequera y la Distinción de Honor de la Provincia de Málaga. También es Hijo Adoptivo de Guillena. Más información, edición impresa sábado 15 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).