Soltarte del abrazo de tu entrenador, mirar al cielo y saltar sobre el césped con todas tus fuerzas hasta tocar el cielo con tus amigos después de lograr un ascenso posiblemente sea junto con ganar una Champions, el sueño de cualquier mortal sobre la tierra. Agustín García Gordillo, capitán de la Unión Deportiva Torcal no ha levantado (de momento) ‘la orejona’ pero acumula en su palmarés dos ascensos consecutivos con el equipo de su tierra y otros dos con el Archidona Atlético.

“A parte del Antequera que es el equipo de la ciudad, también hay otro que es la Unión Deportiva Torcal”. Un Club que se refundó en agosto 2007 que siempre lleva por bandera los valores de la deportividad, juego limpio y que más allá de los éxitos deportivos se caracteriza por ser “una familia compuesta de amigos de toda la vida, de gente humilde y trabajadora, que cumple con su profesión y luego se dedica a su fútbol”.

Agustín García Gordillo, más conocido dentro del vestuario como ‘Agus’ es junto con el entrenador Vicente Ortiz una de las piezas clave de este proyecto deportivo que echó a rodar hace más de una década y que desde entonces no ha dejado de sumar éxitos, el último el pasado 27 de mayo con el ascenso a Primera Andaluza.

“Tiene mucho mérito porque la temporada pasada no fue fácil, encadenamos una racha negativa que sumada a la lesión de varios jugadores y a la infinidad de entrenos en Parquesol  al no haber disponibilidad de campo hizo que todo se complicara un poco más”.

El capitán de la Unión Deportiva Torcal ausente durante buena parte de la temporada por una lesión grave de rodilla en el ligamento cruzado comenzó a ejercitarse este mes para volver lo antes posible al grupo: “Ahora mismo ya estoy empezando con la recuperación. Llevo tres meses operado y de aquí a diciembre si todo va bien estaremos jugando de nuevo”, apunta.

 

Galones sobre el campo y ‘ojito’ derecho de Ortiz

El hecho de no jugar no denota su compromiso permanente con el club. ‘Agus’ a parte de desempeñar el rol de central sobre el césped, asume galones como capitán y ejerce un papel clave dentro del equipo: “Estamos probando a chavales con ganas de jugar y aportar más calidad al equipo. Algo que hace mucha falta porque luego por circunstancias del trabajo muchas veces no podemos acudir todos a entrenar. Buscamos gente que se comprometa y venga todos los días a entrenar”.

La Unión Deportiva Torcal lleva varias semanas trabajando para confeccionar una plantilla acorde a la categoría, manteniendo el grueso de jugadores antequeranos y de la Comarca para asentarse en Primera Andaluza y seguir escribiendo su futuro en el presente: “Uno siempre aspira a lo máximo. El ascenso es lo más grande y siempre una inspiración para jugar. Pero, esta categoría es otro nivel, habrá que ir semana a semana. Formar un buen grupo para que no ocurra lo de la pasada temporada que con las lesiones nos quedamos un poco cortos de plantilla”, explica el central.

Más información, edición impresa sábado 11 de agosto de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).