Juan Palomino Morón es la joven promesa del balonmano antequerano, que actualmente milita en el equipo juvenil del Conservas Alsur Balonmano Los Dólmenes. 

Natural de Antequera, este joven de 17 años puede presumir de haber sido convocado por la Selección Andaluza y los Hispanos Juveniles en varias ocasiones en los últimos años para participar en los Campeonatos de España y Europa de Balonmano.

Entre su palmarés destaca el galardón a Mejor Deportista Antequerano del 2018, que le ha concedido recientemente el Ayuntamiento y su debut y convocatoria para el sector de promoción a Liga Asobal con el primer equipo en la recién finalizada temporada.

El futuro del Balonmano Los Dólmenes depende en parte de la proyección de los jugadores antequeranos que se forjan en las categorías inferiores del club. Un ejemplo reciente es el caso de Juan Palomino Morón, un joven de 17 años que ya sabe de primera mano lo que significa defender la camiseta del primer equipo en la categoría División de Honor Plata y asistir a una concentración con los Hispanos Juveniles.

Todo esto lo ha conseguido en un margen de tiempo relativamente corto, ya que antes de entrar en la disciplina del Balonmano Los Dólmenes, primero estuvo apuntado en la Escuela Municipal de Fútbol, compaginándolo con el balonmano: “Como a la mayoría de niños me gustaba el fútbol, pero llegó un momento cuando estudiaba en el Colegio Infante, que el balonmano era una actividad extraescolar y entonces decidí apuntarme y probar, me gustó tanto que aquí sigo luchando por mejorar cada día”.

Esta temporada ha conseguido varios logros, tanto a nivel individual como colectivo con la Selección Española: “Mi rendimiento ha sido muy bueno. No me puedo quejar porque me han vuelto a llamar de la Federación Española para afrontar la fase preparatoria del próximo Campeonato de Europa que se jugará en Croacia en agosto y eso es algo muy importante”.

Palomino es el único jugador de la provincia de Málaga convocado por los Hispanos Juveniles para los entrenamientos previos: “Tenemos tres salidas para confeccionar al equipo y planificar las jugadas. Primero en Madrid hasta el 5 de julio, luego en Ciudad Real el 12 de julio, donde jugaremos dos amistosos contra Rumanía y el 21 de junio en Guadalajara. Después,  viajaremos a Portugal para jugar un torneo amistoso preparatorio y del 9 al 19 de agosto disputaremos el Campeonato de Europa en Croacia”.

El antequerano está muy satisfecho con todo el trabajo realizado durante la temporada, aunque afirma que le hubiera gustado colgarse el oro con la Andaluza en el Campeonato de España: “Fue una pena, no tuvimos nuestro día y la Selección Catalana nos arrebató el oro en la final, pero estamos satisfechos con el subcampeonato... hay mucho esfuerzo detrás de ese segundo puesto”, afirma.

Sin embargo, este año, hay un logro personal que prevalece por encima del resto: su debut con el primer equipo del Conservas Alsur Balonmano Los Dólmenes después de estar entrenando prácticamente toda la temporada con ellos: “Cuando Lorenzo me llamó y me dijo que iba a jugar con ellos, para mí fue un sueño hecho realidad. Es algo por lo que llevaba peleando desde que comencé. El hecho de jugar en mi ciudad, rodeado de la gente que conozco, llevando la camiseta de Los Dólmenes es lo máximo”. 

A sus 17 años, Palomino ha sido convocado por Lorenzo Ruiz hasta en cinco ocasiones, incluyendo el sector de ascenso a Asobal celebrado en Segovia: “Es un jugador con proyección, muy polivalente en la primera línea, con muchos recursos de lanzamiento, continuidad y conexión con segunda línea pivote y extremos. Defiende bien, es táctico y muy luchador. Por sus cualidades, desde la federación lo están siguiendo muy de cerca, especialmente el seleccionador nacional”, explica el técnico de Los Dólmenes.

A pesar de haber jugado solo dos partidos en las filas del primer equipo, el antequerano se siente parte de una plantilla que ha luchado hasta el final por conseguir su retorno a la elite del balonmano español: “Ha sido una temporada fantástica porque acabábamos de subir desde Primera Nacional y todos pensábamos, me incluyo, que íbamos a estar en la mitad de la tabla luchando por la permanencia... De llegar a División Plata y ese mismo año quedar segundos con la oportunidad de quedar primeros y luchar por el ascenso directo a Asobal es motivo para estar satisfechos. No se le puede reprochar nada a ningún jugador”.

Sobre su futuro, el antequerano que, ahora mismo tiene puestos todos los sentidos con la selección, se muestra tranquilo a pesar de no saber si la temporada que viene dispondrá de una ficha con el primer equipo: “No sé si estaré, pero me gustaría seguir entrenando con ellos. Por mi parte, yo me voy a centrar en el juvenil y si me llama Lorenzo estaré encantado de ir”.

 

“Mi reto es que puedan contar conmigo para cualquier partido”

Su pasión por el balonmano le hace ser cauto. Sabe que su momento llegará tarde o temprano, por ello,  Palomino se marca como objetivo a corto plazo seguir entrenando para mejorar: “Voy pasito a pasito. Tengo los pies en el suelo. Sé que todavía me falta tener más minutos de responsabilidad, algo complicado, ya que es muy difícil confiar en un partido importante en un chaval de la cantera que, por decirlo de alguna manera, está todavía empezando. Mi reto es mejorar en los entrenamientos y que llegue un punto en el que confíen en mí y puedan contar conmigo para cualquier partido”.

Mientras llega su oportunidad, este joven antequerano, recientemente elegido por el Ayuntamiento como el Mejor Deportista Antequerano del año 2018, seguirá disfrutando de lo que más le gusta y mejor sabe hacer: jugar al balonmano defendiendo la camiseta de Los Dólmenes.

Más información, edición impresa sábado 30 de junio de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).