Con experiencia, con imaginación, capaces de adaptarse a la forma de ser de sus clientes... Ésta es la carta de presentación de Rafa Muro Estudio Fotográfico, comercio especializado en ofrecer servicios profesionales de Fotografía y Vídeo y dedicado por entero a traducir un día especial en imágenes inolvidables. 

Con experiencia, con imaginación, capaces de adaptarse a la forma de ser de sus clientes... Ésta es la carta de presentación de Rafa Muro Estudio Fotográfico, comercio especializado en ofrecer servicios profesionales de Fotografía y Vídeo y dedicado por entero a traducir un día especial en imágenes inolvidables. Con el gerente de Rafa Muro Estudio Fotográfico hablamos de sus inicios como fotógrafo: “Todo surgió por mi mujer, que trabajaba en una inmobiliaria en calle San Bartolomé frente a la antigua comisaría, donde hacían fotos de carnet. Yo estaba de albañil en esa inmobiliaria que luego trasladaron a Parque Nueva Antequera y pusieron aquello en venta y decidimos comprarlo y me dediqué a hacer fotos de carnet durante un año”.

A raíz de aquello, Muro comenzó a formarse en la fotografía: “En el segundo año me metí en un curso de fotografía y conocí a un fotógrafo muy bueno de Estepona, Domingo Escarcena, que me puso en manos de muchos profesionales de Valencia con los que hice muchos talleres”.

Después de formarse, Rafael abrió su propio negocio: “Abrí el 5 de abril de 1985 en calle San Bartolomé. El primer día estaba muy nervioso sobre todo por que era mi propio negocio y tirar fotos para la gente no era lo mismo que hacerlo para ti como afición”. Los revelados en 1 hora en calle DuranesPasaron los años y se puso de moda el revelado en 1 hora, aumentando el trabajo del estudio de Rafael Muriel: “Me compré mi laboratorio en fotografía profesional y comenzó a irme mejor y me trasladé a calle Duranes en un local de helados  los Valencianos... Mi trabajo subió tanto que tuve que meter a más gente a trabajar llegando hasta 7 personas”.

“Al poco tiempo en el edifico de Félix Saenz compré dos locales, donde puse un estudio arriba... Cuando en 2008 comenzó la crisis,    decidí trasladarme a la Urbanización Parquesol”, concluye Rafael Muriel. Un fotógrafo y empresario de los de toda la vida y de los que quedan pocos en nuestra ciudad.