El primer partido de cara al Europeo y el de la nueva era dirigida por José Ignacio Prades que se estrenó como seleccionador de las Guerreras en el partido disputado en la tarde-noche del miércoles 6 de octubre ante Eslovaquia.