Las calles del centro de Antequera recibieron a mediodía de este sábado 2 de octubre más de un centenar de coches clásicos que pararon en el Paseo Real antes de dirigirse en carretera hasta Bobadilla.