Vecinos y familiares celebran como pueden cumpleaños y aniversarios al no poder salir ala calle por el coronavirus