El Fernando Argüelles se quedó con mal sabor de boca, en la noche del viernes 2 de noviembre, tras el empate a 3 del BeSoccer UMA Antequera ante un correoso Osasuna Magna, décimo en la clasificación, que no dio el partido por perdido y consiguió empatar en los instantes finales del choque.