Tras la procesión extraordinaria por la mañana, misa vespertina y regreso al templo parroquial de San Juan