Fácil se presentaba el partido en Vera, colista del grupo y cada vez más lejos de la salvación, pero sobre la mala situación de los locales, el Antequera acudía a la población almeriense, con una serie de problemas, en la forma de lesiones e imposibilidad de jugadores básicos para figurar en la alineación del Antequera, casi todos surgidos a última hora. Sancionado Antoñete, parecía que no había problemas para encontrarle alguien que tratara de hacer un papel parecido en el ala izquierda de la defensa, lo malo es que en los entrenamientos se produjeron además una serie de lesiones como para traer de cabeza no ya al entrenador del Antequera, sino al primer entrenador del mundo: Zúñiga, Adrián Calero y Ruiz, se lesionaron en la preparación del partido, en prueba de la mala suerte… o del ardor que ponen los jugadores verdiblancos para mantener o ganarse un puesto en el equipo de Óscar Mena.

Lo único positivo, por el contrario, que el presidente verdiblanco conseguía del San Roque, de Segunda B, la cesión de Quini, media punta de 20 años que venía a completar la cifra obligatoria de sub-23 en el equipo, completando la plantilla con otro buen jugador que no actuaba en su equipo como sin duda merecía y que viene al Antequera con ganas de seguir formándose en un equipo que tiene fama en el mundillo futbolístico de toda Andalucía, por su seriedad y por el fútbol que practica. Pero, lógicamente, y dado que el fichaje se produjo el viernes, Mena no podía contar con él, así que emprendió viaje rumbo a Vera con un cuadro más que de circunstancias, teniendo que quebrarse la cabeza para sacar una alineación de garantías.

Entre lo expuesto y lo que se sabía de Vera, el entrenador antequerano se encargó de predisponer a los suyos, de que, muy en contra de lo que la clasificación dice, el Vera iba a salir a por todas, en su deseo de no aumentar la brecha que le separa de su inmediato antecesor en la tabla y, sobre todo, del Ejido que, tras el partido, le dobla ya en puntos, lo que hace más que difícil imposible, la situación de los almerienses. Conscientes de ello, los almerienses, salieron a por todas, en un partido que además era muy especial para ellos pues el Club cumplía sus bodas de oro, su cincuenta años como tal.

Tras la salida furiosa de los locales, que buscaban sorprender o coger desprevenidos a los nuestros, el Antequera marcaba en el minuto 20, por medio de Osuna, pero los almerienses, animados por su público en el partido en que repetimos se celebraba su medio siglo de vida, empataban tres minutos después, por medio de Boe. Acusó el gol el Antequera, que decidió aguantar la "crecida" local, montando muy bien la parte de atrás, y confiando en sus puntas para resolver el encuentro. Y así fue, primero Juanmi, a la hora del partido y luego Pelegrín, en tiempo de descuento, lograron el que sería definitivo y muy positivo 1-3. Y decimos muy positivo, por la entrega citada de los locales en buscar de salir de su situación, y por las numerosísimas bajas –medio equipo de titulares– que se le acumularon por unas cosas y otras. Pero funciona bien como psicólogo y como animador el entrenador verdiblanco, que, como buen argentino, es especialista en insuflar ganas y fuerzas a los suyos para que se olvidaran de bajas y cosas negativas y, por el contrario, llevarse para Antequera tres puntos que le acercan a los puestos de la liguilla, quedando a cinco puntos de Mancha Real y Malagueño, tercero y cuartos en la tabla.

 

· CLUB DEPORTIVO VERA: Fran, Ennio (Sierra, minuto 70), Emilio, Ginés, Juli, Antonio Ramón, Forroga, Maxi, Lee, Boe, Carmona (Pedro, minuto 81).

 

· ANTEQUERA CLUB DE FÚTBOL: Rafa, Saúl, Argüello, Osuna, Luisja, Chenchu, Francis Flores (Vega, minuto 68), Santamaría (Fran, minuto 83), Alexander (Rafa, minuto 79), Juanmi, Pelegrín.

 

· GOLES: 0-1, minuto 20: Osuna. 1-1, minuto23: Boe. 1-2, minuto 61: Juanmi. 1-3 (minuto 94): Pelegrín.

 

· ÁRBITRO: Hamido Absadán, colegio ceutí. Tarjetas amarillas a Emilio y a Alexander.

 

· INCIDENCIAS: Partido jugado en el campo de "Las Viñas", ante unos cuatrocientos espectadores en partido en que los locales celebraban su 50 Aniversario.

 

· PRÓXIMA JORNADA: Este domingo 7 de febrero, a las 12 de la mañana en "El Maulí", otra oportunidad para los de Oscar Mena, de dar un saltito en la tabla. El rival, Arenas de Armilla, no ha ganado ningún partido fuera de su campo, habiendo obtenido tres empates (a 1 con el Malagueño y el Loja y a 2 en Ronda) contando el resto por derrotas: 1-0 en El Palo y Santa Fe; 2-0 en Vera y Ejido; 3-0, en Alhaurín y Vélez; 4-0 en Mancha Real y 5-0 en Adra), lo que se resume en 4 goles a favor y 25 en contra, que le tienen decimoctavos en la tabla, con 18 puntos, en zona de descenso, y ya a ocho puntos de la salvación. Triana e Ismael radial no podrán jugar por sanción.En el Antequera, todo pendiente de la recuperación de las muchas bajas que el equipo presentó en Vera, para presentar el once "ideal" para Mena… aunque en tierras almeriense se demostró que hay banquillo para suplir a cualquier ausente.

 

Los reajustes económicos en el seno del Antequera Club de Fútbol –que motivaron el cese de Juanma Barroso como director técnico– no impiden sin embargo que la entidad que preside el empresario José Luis Morilla continúe reforzándose de cara a conseguir el ansiado objetivo de meterse en los "playoffs" por el ascenso. En este sentido, esta semana se han incorporado dos nuevos jugadores: el centrocampista ofensivo cordobés Quini y el delantero guineano Johnny. Quini ha sido cedido hasta final de temporada por el San Roque de Lepe, que lo fichó a su vez del F.C. Aguilarense.

 

 

Fácil se presentaba el partido en Vera, colista del grupo y cada vez más lejos de la salvación, pero sobre la mala situación de los locales, el Antequera acudía a la población almeriense, con una serie de problemas, en la forma de lesiones e imposibilidad de jugadores básicos para figurar en la alineación del Antequera, casi todos surgidos a última hora.

 

El Antequera Club de Fútbol revolucionó su plantel de técnicos, jugadores y directivos la semana pasada. El primero en caer fue el ya ex director deportivo, el madrileño Juanma Barroso. Según ha manifestado el club, recortes en el aspecto económico por las dificultades que arrastran en la actualidad han motivado la marcha del sustituto de Rafa Paradas.

En cuanto a los jugadores, el delantero nigeriano Tunde ha abandonado la disciplina del equipo para regresar al Torrellano, mientras que el defensa canario Adrián volverá a Lanzarote por supuestos problemas de índole personal. Y en lo que se refiere a la directiva, Francisco Torreblanca ha decidido dimitir de su cargo. Supuestas desavenencias con el presidente José Luis Morilla podrían haber motivado su marcha, aunque en el resto de los casos parece que los recortes económicos de, probablemente, la mejor plantilla del grupo noveno de Tercera división, han desembocado en esta revolución pese a la cual José Luis Morilla y Óscar Mena parecen tener bien atadas las riendas del equipo.

El Antequera Club de Futbol ha ganado esta tarde en el Nuevo Estadio "El Maulí" al Comarca de Níjar (3-1) tras una segunda parte muy esperanzadora para los aficionados, en la que Pelegrín -por partida doble- y Ruiz, de falta directa, certificaron la victoria local con buen fútbol por las bandas y trabajo colectivo. El gol del Comarca de Níjar llegó en el descuento tras un despiste defensivo de los de Mena.

La Unión Deportiva Torcal debe ganar en el partido que hoy sábado 16 de enero disputarán con el Campillos en su campo.

El conjunto antequerano se encuentra en una situación delicada al estar penúltimo en la tabla con 11 puntos, aunque no es mejor que la del Campillos que le supera en un puesto con dos puntos más, trece.

El partido de la pasada semana, que se disputaba en Archidona fue suspendido, por lo que se está buscando fecha para la disputa del mismo.

 

El equipo ya desaparecido de la Asociación Deportiva El Antequera concentró el día 26 de diciembre en el estadio "Ciudad de Antequera" a la mayoría de los jugadores que han pasado por su primer equipo. Un acto entrañable al cumplirse ocho años de la desaparición del equipo y 18 de su fundación. Según nos informa Pedro Fernández, se jugó un partido entre todos "a los que se le vio todavía en sus piernas mucho juego, aunque la edad no perdona". Jugadas de Santi o Paco Sierras llenaron una mañana "para recordar viejos tiempos y batallitas".

El equipo verdiblanco ha perdido este domingo 17 de enero por 1 a 0 en su visita a El Palo.

Han jugado por el Antequera: Rafa, Saúl (Alexander, 78), Tete, Luisja, Adrián, Argüello, Chencho (Vega, 75), Rafa Fernández (Ruiz, 82), Juanmi, Ruiz y Peregrín.

El único gol fue en el minuto 70, marcado por Porto.

 

 

Se presumía gran partido entre un líder, equipo de los menos goleados de toda España, con una gran diferencia de puntos sobre el segundo, que parece asegurarle estar entre los cuatro de la liguilla de ascenso, y un Antequera que venía de ganar en su campo a dos de esos equipos, Almería B y Vélez y que bajo la dirección de Óscar Mena, ha cambiado su juego, haciéndolo menos vistoso pero más práctico y emocionante para el espectador porque ve como el equipo lucha totalmente por el balón y, como en el partido de hoy, aprovecha la velocidad de Tunde, cada día mejor en su solitario papel de luchar contra toda la defensa contraria, mientras el resto del equipo se repliega un poco, para aguantar al contrario, sin dejar de intentarlos contraataques, por medio de Tunde unas veces, otras por jugadores que se colaban por los extremos. Mientras, la defensa funcionando a tope, como el meta Rafa, y anulando las escasas ocasiones del líder, casi siempre “a balón parado”.

 

 

El Almería encajó la cuarta derrota de la temporada tras caer ante el Antequera en derrota justa. Los tres puntos se fueron para tierras malagueñas, gracias a los méritos del Antequera, que no fue, ni mucho menos, el equipo que se esperaba, flojo y bajo de moral. Su nuevo entrenador, ha insuflado confianza al equipo, impone un sistema de juego sin tanto virtuosismo, pero con la meta puesta en el gol, asegurando bien la defensa, siendo incansable en el centro del campo y buscando el gol a la menor oportunidad. El ex jugador del Mallorca y Atlético de Madrid que dirige al Antequera, demostró conocer la importancia de los puntos en juego y salió a por ello.