Este sábado 27 de abril, el BeSoccer UMA Antequera disputa la última jornada de esta temporada 2018-2019 en el Pabellón Fernando Argüelles. Será ante el Peñíscola RehabMedic a partir de las 18,30 horas. A pesar del consumado descenso, se espera que los hinchas más fieles acudan a su Argüelles con el objetivo de alentar a un club que ya piensa en su retorno a la mejor liga del mundo. Además, el mítico Crispi se despedirá de la afición y del Fútbol Sala en activo.

 

Cierto aire de pesimismo ha rodeado en los últimos meses al UMA Antequera. Pero eso se acabó. El club ya trabaja en el proyecto que les hará regresar a la máxima categoría del Fútbol Sala Español con la finalidad de armar un equipo fiable y que dé la certeza de luchar por el que sería el tercer ascenso de la entidad.

Desde el club universitario son conscientes de que se han cometido errores, algunos muy similares a los del primer episodio en la temporada 2015-2016. El final ha sido el mismo. Pero a la tercera va la vencida y desde el UMA están seguros de que se puede volver a ascender el próximo curso para no regresar nunca más a la 'Plata'.

Aún es pronto para hablar de nombres propios, pero lo principal es atar el bloque fuerte de jugadores que han rendido en Primera División, aunque algunos tengan ofertas para quedarse en 'Primera'. Habrá que esperar para saber las decisiones de los jugadores.

El club también otea ya el mercado de fichajes para reforzarse y mejorar sus prestaciones. Además, la cantera es el otro bastión del club, ya que experimentos de novatos como Nando Torres han salido a las mil maravillas.

Crispi se despide tras 20 años como profesional

Además del final de temporada, el otro gran aliciente para asistir al Argüelles este sábado es la despedida de Crispi como jugador en activo.

El mítico jugador español se retira tras 20 años como profesional en la Liga Nacional de Fútbol Sala. Hemos hablado con él:  “Para mí era inimaginable estar 20 años en la Liga Nacional de Fútbol Sala como profesional. Estos últimos años en el UMA con dos ascensos ha sido algo soñado… He disfrutado mucho y espero disfrutar el último partido, será un momento emotivo, espero que los aficionados vayan y nos podamos despedir como deseo. Han sido años inolvidables en el Argüelles”.

En este sentido, mirando al futuro, Crispi reconoce que le gustaría seguir ligado al club a la parcela técnica y seguir aprendiendo de dos grandes del Fútbol Sala como Moli y Tete. “Mi deseo es seguir vinculado al club y al cuerpo técnico, estar cerca de ellos, quiero prepararme y formarme para ser entrenador. Lo que me gusta y apasiona es la parcela técnica, tengo el Nivel-2 y voy a sacarme Nivel-3. Quiero adquirir formación, conocimientos, experiencia… y ojalá dirigir la UMA en un futuro”.

Más información, edición impresa sábado 27 de abril de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).