El tropiezo frente al Movistar Inter en casa y  Valdepeñas ha hecho saltar las alarmas dentro de un vestuario antequerano que todavía no ha estrenado el casillero de victorias a domicilio esta temporada. Los de 'Moli' intentarán sumar los tres puntos este sábado a costa del Aspil Vidal Ribera Navarra, rival peligroso que está peleando por un puesto para la Copa España 2019. 

 

El desliz de la jornada anterior a domicilio frente a los ciudadrealeños, rival  directos en la lucha por la permanencia, dejó muy tocada a una escuadra obligada a reaccionar para salir de la parte baja de la tabla cuanto antes en busca de la salvación. Los de ‘Moli’, por el momento, están un puesto por encima del descenso empatados a puntos (6) con Valdepeñas y con un único punto más que Naturpellet Segovia, actual colista de Primera División.

“Fue una derrota dolorosa. Estuvimos bastante correctos, pero sí es cierto que en la primera parte hubo dos minutos, a raíz de su primer gol, que tiramos el partido. Luego empezamos a remar, nos expulsaron a Víctor, con un jugador menos arrancamos la segunda parte y nos cayó el cuarto tanto. Eso ya fue un mazazo”, apunta el jugador barcelonés Luis García.

Los universitarios, nuevamente, acuciaron un mal inicio de partido encajando una ristras de goles que marcaron el devenir final del encuentro pese a no bajar los brazos en ningún momento:  “El equipo supo rehacerse y estuvimos incluso a punto de poder lograr algo positivo. Me quedo con la unión del grupo en el segundo tiempo y, al final, conseguimos competir el encuentro dentro de lo que cabe, íbamos con un resultado adverso de 4-0", explica el ala diestro.

Concentración y unidad en los primeros minutos

La unidad y el compromiso está ahí, ahora tan solo falta dar un pequeño salto de calidad, estar más concentrados en defensa, jugar cada partido como si fuera una final y disminuir los errores en defensa para evitar encajar una ‘sangría’ de goles en los primeros minutos que hace muy difícil cualquier intento de levantar el marcador para sacar algo positivo, sobre todo en los partidos que se juegan fuera de casa. 

El conjunto universitario está obligado a reaccionar, coger confianza y aprovechar el pequeño descanso que han tenido después de jugar la décima jornada una semana antes que el resto de equipos frente a Movistar Inter para sacar el máximo rendimiento en la pista de Aspil Vidal Ribera Navarra, un rival que está en mitad de la tabla luchando por un puesto para entrar en Copa de España 2019 que se jugará en Valencia.

“Frente a Inter nos desgastamos muchísimo físicamente y quizás nos pudo afectar en el choque con Valdepeñas, pero esto es lo que tiene la mejor Liga del mundo. En casa somos muy fuertes y fuera de casa nos cuesta empezar enchufados desde el primer momento. En el Argüelles seguiremos sumando puntos y a domicilio confío en que este conjunto va a cambiar la dinámica”, enfatiza Luis García, quien manifiesta la idea de sumar de tres en tres para tener más cerca la salvación.

 

Más información, edición impresa sábado 24 de noviembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).