Imprimir

 
 
Demasiado castigo. Los universitarios no pudieron combatir en el encuentro de ayer noche disputado en El Argülles, la picardía de un descarado Elche, que aprovechó el contragolpe para sorprender a los locales, consiguiendo anotar dos tantos en la primera mitad y un tercero al filo del final, que terminó por darles el triunfo frente a un UMA Antequera, muy combativo que no se rindió en ninguna fase del partido, y que a punto estuvo de conseguir empatar el encuentro con un gol de Miguel Conde en la recta final del encuentro.
Al inicio, cuando los aficionados todavía estaban situándose en sus asientos, Cárdenas consiguió adelantar a los ilicitanos en el minuto 2 de partido. Los de Moli reaccionaron rápido. En el minuto 5, Juanra mandó a la cruceta un disparo a media altura desde la frontal del área. Los locales dominaban, pero los ilicitanos se replegaban muy bien en defensa, buscando la espalda de los universitarios a la contra. Tanto, que en el ecuador de la mitad Kiwi ponía el segundo para los ilicitanos en un despiste defensivo local.
 
Con dos goles en contra, Moli pidió tiempo muerto y movió su banquillo en busca de la remontada, dando entrada a Velasco y M. Fernández. Conexión que dio sus frutos con el tiempo prácticamente cumplido. Un testarazo de Miguel Fernández recortaba distancias antes del descanso (1-2), y dejaba todo por resolver en la segunda mitad.
 
La UMA igualó un 0-2 pero fue insuficiente 
Con la posición igualada, no dejaron de sucederse jugadas de peligro en ambas áreas, pero el resultado no se movió hasta la recta final del choque. En el minuto 38, Miguel Conde daba esperanzas a los locales igualando el marcador. Pero la alegría local duró poco, porque en la siguiente jugada a la contra, Samu conseguía con su gol dar la estocada definitiva y el triunfo a los ilicitanos. Toque de atención para los universitarios que tras el tropiezo de anoche encadenan su segunda derrota consecutiva. Más información, edición impresa sábado 10 de febrero de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).