Dieciséis días después que don Jesús Olmedo Tobarías subiera al Cielo, pidió al Señor que necesitaba a su esposa, a doña Mercedes Gálvez Romero, para poder desarrollar su nueva tarea de estar al tanto de la Autopista del Cielo.
A los 89 años, entregaba su alma a Dios para seguir con su marido, como lo había hecho casi toda su vida terrenal. Dolor en la familia, donde sus hijos Mercedes y Antonio, nietos y demás familia, se mostraban incrédulos por el nuevo dolor.
 
Que el Señor les una en la nueva vida y reconforte a sus familiares, sabiendo el ejemplo que fueron en vida, de un matrimonio unido hasta el último día. 
 
 banner_noticias_antikaria.jpg - 37.13 Kb
 
Más información, edición impresa sábado 11 de febrero de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).