Este lunes 6 de febrero, entregaba su alma a Dios, doña Ana Acedo Alba, quien tras 92 años entre nosotros, subía al Cielo a los pies de la Virgen del Socorro. Mujer muy querida en la familia de los Ruiz-De la Linde, ya que fue una más de ellos, desde que atendió primero a Maripaz de la Linde, para luego hacerlo con sus hijos y nietos.
Desde estas páginas, nos unimos al pesar por la pérdida de una mujer apreciada, que fue como una madre, como una hermana, como una abuela, siempre atenta y al cuidado de los más pequeños. Ahora, la Socorrilla le confía le ayude con tanto ángel bueno que tiene a sus pies en el Cielo.
 
Más información, edición impresa sábado 11 de febrero de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).