Las órdenes religiosas encontraron en la ciudad de Antequera del siglo XV, recién reconquistada y como frontera entre la España cristiana y la musulmana, un lugar en el que podían asentarse con facilidad de espacio. A medida que pasaban los siglos, este hecho se vio aumentado por el surgimiento de cofradías y hermandades y por el poder e influencia del clero que estuvo a punto de edificar su propia catedral en la hoy Iglesia Mayor, la Colegiata de San Sebastián. De aquí la gran cantidad de templos religiosos que hay hoy en día, aunque hubo más, sobre todo capillas y ermitas en las afueras de la ciudad. Muchas de ellas fueron abandonadas y quedaron en ruinas. Una de ellas, la alcantarina de La Magdalena –donde estuvo el fraile insigne poeta Pedro Espinosa–, fue reconstruida por el Grupo Antequera Golf para transformarla en un hotel rural de 5 estrellas junto a un campo de golf.
 
Otra, la de la Ermita del Cerro de la Cruz, abierta al público en 2018 por el Ayuntamiento de Antequera en uno de los miradores más espectaculares de la ciudad, algo así como el “Mirador de San Nicolás” de Granada, pero en Antequera. Es una zona con mucho futuro de cara a la expansión y promoción del valor turístico. Desde allí se divisa la rica y fértil vega antequerana y todos los alrededores. Es una ciudad con espectaculares miradores desde cada templo que conforma su fisonomía urbanística.
 
 
En los últimos tiempos se ha desarrollado un ambicioso proyecto de recuperación de las iglesias y templos, por medio de acuerdos entre el Obispado de Málaga, el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y la Unión Europea. Actualmente, las cofradías están reabriendo los templos, de cara a los fines de semana, para que Antequera y quienes nos visiten, puedan contemplar el amplio y diverso patrimonio que la Iglesia ofrece a la Ciudad del Torcal.
 
En las próximas páginas les ofrecemos al detalle todas y cada una de las 28 iglesias que puede encontrar en su visita a Antequera. Las conventuales (Encarnación, Santa Catalina, La Victoria, Nuestra Señora de Loreto, San José, Belén y María Inmaculada) abren a primera hora de cada día para la celebración de la Eucaristía. Las parroquiales (San Sebastián, San Pedro, San Juan, Santiago, La Trinidad, San Miguel y El Salvador) atienden a los fieles en la administración de sacramentos. Y el resto son mantenidas por cofradías, órdenes religiosas o abiertas al Turismo por parte del Ayuntamiento y organismos del sector.
Más información, edición "El Angelote" 2019, Periódico Turístico de Antequera. (Pinche aquí y descargue versión PDF).