Tras visitar la Oficina de Turismo, entre las plazas de San Sebastián y del Coso Viejo, estará usted en el Corazón de Andalucía, en el centro del sur de Europa. En su visita, busque el hito que representa el punto kilométrico “cero” de las carreteras andaluzas y desde finales de 2017, este rincón de personajes locales del siglo XX, formado por el investigador y artista José María Fernández y por el Premio Nacional de Poesía, José Antonio Muñoz Rojas. Esta plaza es en Andalucía, lo que la Puerta del Sol de Madrid es a España. La localización geográfica de Antequera es nuestro mayor bien, siendo base de las civilizaciones desde la época prehistórica con los Dólmenes, y hoy en día con la línea AVE de Alta Velocidad Española y el proyecto del Corredor Mediterráneo.
El hombre primitivo, tras entrar por la costa malagueña se encontraba montañas y más montañas hasta que, llegando a la hoy conocida como Cuesta del Romeral, fijaba, en la vasta llanura antequerana, abundantísima de agua, caza y arboledas, su residencia estable, dando origen luego a los monumentos megalíticos mejor conservados de la Vieja Europa. Uno y otros se fijaron por su emplazamiento uniendo los caminos que conducen de Madrid y Córdoba a Málaga, de Sevilla a Granada. Hasta tal punto que ya en la época del Imperio Romano, el “milliarium aureum” (jalón de oro, kilómetro cero) de la Bética, se encontraba en Antequera, donde pasaba la Vía Domiciana Augusta, por la que “Anticaria” (nombre de Antequera en la época romana) era el paso obligado para todas las provincias de Hispania.
 
Desde aquellos lejanísimos tiempos, descubrir Antequera sorprendió a los viajeros románticos de los siglos XVIII y XIX –Doré, Hoeffnagel, Benjamín Palencia…–, como sigue sorprendiendo a los que llegan atraídos por las descripciones que hicieron y hacen Luca de Tena, Luis María Ansón, Luis del Olmo, Carlos Herrera, Pepe Oneto, Fernando Ónega, Ana Rosa Quintana, Rosa Villacastín, Antonio Burgos, Julia Otero, Pedro J. Ramírez, Melchor Miralles, Miguel Toral, Encarna Samitier y otras grandes figuras de la Comunicación que han pasado este 2018.
 
 
 
 
A la incuestionable centralidad de comunicaciones andaluzas, se han sumado las estaciones de Alta Velocidad Antequera-Santa Ana y la futura Estación de Antequera. También está dentro del proyecto del Corredor Mediterráneo, que unirá las principales ciudades españolas por alta velocidad.Como centro neurálgico de las comunicaciones andaluzas, es ideal para el viajero o para las industrias que buscan un centro de fabricación y su distribución de sus productos y mercancías, como entendieron Dcoop, Mercadona y otras grandes empresas. Y todo como oferta extraordinaria que complementa al Turismo de Antequera que tiene tres máximos embajadores. El Torcal de Antequera; la singularidad de sus monumentos megalíticos, Los Dólmenes de Antequera, y el Mollete de Antequera, desayuno autóctono.
 
Y todo, a dos horas y media de Madrid, a media hora de la Costa del Sol, a poco más de una hora de Sevilla o de Córdoba y Granada, en el centro real de Andalucía. A ella, a Antequera, dedicamos estas páginas, con el deseo de que le animen a usted, amable lector, considerado visitante, a conocerla y comprobar la veracidad de cuanto decimos.
Más información, edición "El Angelote" 2019, Periódico Turístico de Antequera. (Pinche aquí y descargue versión PDF).