La riqueza histórica de la ciudad de Antequera le lleva a conservar sus tradiciones, con la particularidad que no sólo tiene Semana Santa, sino un amplio calendario de procesiones de Gloria que marcan durante todo el añocultos, actos y salidas procesionales por diferentes barrios y templos de la ciudad.

Antequera prosigue en 2019 su propósito de que nombren Fiesta de Interés Turístico Nacional a su Semana Santa. ¿Y por qué motivo? Seguro que sabrá de las excelencias de la Semana Santa andaluza de Sevilla, o de Málaga; de la sobriedad castellana de Valladolid o de la plasticidad de Murcia. Pero para comprender y sentir la verdadera esencia de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, tiene que conocer la de Antequera. No porque esta publicación verse sobre ella, sino porque se funde la devoción y el fervor de imágenes que se veneran desde el siglo XVI y que mantienen el culto heredado de las generaciones de siglos atrás. 

La magia de la historia de las ciudades se encuentra plasmada en las leyendas que se han ido contando de padres a hijos, entre familias, de forma escrita y por tradición oral. Y Antequera no se queda atrás. Son muchas las que se conocen; algunas de ellas se desarrollan en distintas versiones que varían algún nombre, algún detalle, pero todas coinciden en el fondo: la singularidad de la leyenda. La Peña de los Enamorados y la época de la Reconquistason la base de las leyendas de Antequera.

Una de las zonas más visitadas por el turista es la parte alta de la ciudad, la antigua, la formada por el enclave de las murallas, Santa María y el Arco de los Gigantes. Podrá descubrir cómo los árabes se asentaron en la Antequera de los visigodos hacia el siglo VIII, levantando sus murallas que no paran de reconstruirse en los últimos años, lo que nos permite conocer lo que era la madinat: un conjunto formado por un primer anillo de murallas en torno a la alcazaba, y un segundo que iría desde el Arco de los Gigantes, hasta llegar a la Torre Blanca. 

Antequera es una ciudad museo, precisando una simple calle para recrearse con las vistas que combinan las iglesias, los palacios y las casas que trazan el caminar por sus empedradas vías. Desde 1585, los museos se han ido alzando, destacando el Arco de los Gigantes, que será restaurado en en breve para recuperar su máximo esplendor.

Las más de 30 iglesias que se conservan en nuestra ciudad no pueden dejar desapercibidas las casas civiles que dan un aire majestuoso a las calles del centro del casco urbano,muchas de ellas aún mantenidas en piepor los descendientes que las construyeron,otras transformadas en pisos de lujo,y algunas en edificios de administraciones públicas o residencias para personas mayores.No dude intentar entrar en el zaguán de ellas.

Desde 2017 y bajo el nombre de “Antequera Light Fest”, la ciudad festeja el aniversario como Patrimonio Mundial del Sitio de los Dólmenes de Antequera. Para 2019, será de nuevo en torno al fin de semana del 15 de julio, esta vez el viernes 12 y sábado 13 de julio, donde las leyendas, misterios e historias se sacarán a relucir de una manera diferente y como un atractivo único. 
En 2018, consistió en una exhibición de luces y sonido en Santa María, Ayuntamiento, San Luis y templos de la ciudad, donde se combinaron proyección de vídeo “mapping”, iluminación con luz de velas o pintura en vivo a través del artista José Medina Galeote sobre la fachada de San Luis.

El ‘Museo de la Ciudad de Antequera’ recorre la historia de la localidad, por medio de 18 salas que abarcan desde la Prehistoria hasta nuestros días. Es un museo que está por encima del nivel de capitales de provincia, gracias a las personas que apostaron por él, como el recordado Manuel Cascales, quien lo alzó sobre el Palacio de Nájera para que “El Efebo de Antequera”, su pieza central, permaneciera en la ciudad. Aún así, el bronce romano es reclamo de las mejores exposiciones mundiales como la del 150 Aniversario del Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Una de las grandes noticias para la Antequera de la época romana se produjo a comienzos de 2018, cuando el Ministerio de Fomento anunció la aprobación del proyecto de puesta en valor de la Villa Romana de la Estación, dentro del 1,5 por ciento cultural. Es decir, se invertirá cerca de un millón de euros en una villa descubierta en 1998 que podrá visitarse a corto plazo.

Las órdenes religiosas encontraron en la ciudad de Antequera del siglo XV, recién reconquistada y como frontera entre la España cristiana y la musulmana, un lugar en el que podían asentarse con facilidad de espacio. A medida que pasaban los siglos, este hecho se vio aumentado por el surgimiento de cofradías y hermandades y por el poder e influencia del clero que estuvo a punto de edificar su propia catedral en la hoy Iglesia Mayor, la Colegiata de San Sebastián.

El Torcal de Antequera es un mundo fantástico, creado por composiciones de piedra que te dejan viajar por la imaginación de las mil formas que te inducen a pensar que ven tus ojos. Su participación en la campaña del Mejor Rincón de España de la Guía Repsol en 2013, supuso una promoción que benefició en el incremento de turistas, respaldado ahora tras ser Patrimonio Mundial por el Sitio de los Dólmenes de Antequera. Bajo el sol, la niebla, la luna o la nieve, se reproducen imágenes espectaculares que lo hacen un lugar mágico. Situado a 14 kilómetros del casco urbano y acceso por carretera hasta lo más alto.