A las 19 horas comenzó la ceremonia, contando con el Coro del Colegio de Nuestra Señora de la Victoria, de las descendientes de Madre Carmen del Niño Jesús, que, entre sus últimas palabras, invocó a la Virgen del Socorro. En la presidencia, el alcalde de la ciudad, Manuel Barón; la presidenta de la Agrupación de Cofradías, Trinidad Calvo, así como devotos y otros representantes, acompañando a la cofradía presidida por Antonio Cabello.

Solemnidad en el templo donde se quería conectar con el Señor, por medio de la liturgia especial de una celebración con un cardenal, a las que se sumó su cercanía y su don de comunicador de la fe, percibiéndose su trabajo con las cofradías. En la misma, contó con los sacerdotes: el arcipreste Antonio Fernández, el párroco Tomás Pérez, el antequerano Juan Manuel Ortiz Palomo, el salesiano David Morales y el secretario del cardenal, el franciscano Pablo Noguera.

El Cardenal dio un pregón cofrade improvisado en sus palabras, iniciando el mismo desde lo grande que es celebrar 400 años de devoción a las imágenes del Señor y de la Virgen, partiendo que es posible gracias al padre y la madre que desde pequeños llevaron a sus hijos al templo para que conocieran al Señor.

Luego fueron creciendo, se casaron incluso ante ellos hasta que tuvieron que despedirse de sus padres, amortajados como el Nazareno, pidiendo Socorro a la Madre. Y en vez de recordarles con llanto, se debe hacer con esperanza, volviendo a empezar a enseñar a los nietos de los padres, los hijos de los hijos, el inicio de la devoción al Nazareno y a la Virgen del Socorro.

Preguntó a los presentes cómo querían que fueran sus hijos... a los que les pidió que los educaran en valores, respetando a los demás, siendo fieles al amor. Y que sean grandes cofrades, distinguidos en el día a día por ser ejemplo caritativo. Solo faltó una ovación al final de sus palabras, en lo que fue un pregón... en el mes de noviembre.

“La Religión no nos aleja, sino que nos mete en aquello que es la fe, la familia, la caridad, la cultura, el pueblo. Y miramos al pasado, 400 años, pero sin nostalgia, sino con agradecimiento a aquellas personas que iniciaron este capítulo tan admirable de vuestra cofradía. No hay nostalgia porque la nostalgia produce tristeza, en cambio el recuerdo produce agradecimiento porque el recuerdo es pasar por el corazón y por ese tamiz del amor el recuerdo se convierte en agradecimiento”. 

Y cómo será el futuro, “cuestión completamente inútil, si podemos hacer análisis de prospectivas, las macro tendencias, las micro tendencias, las estadísticas contrastada, lo importante no es pensar desde la cofradía como será el futuro, si no como queremos que sea el futuro. ¿Cómo quieres que sea el futuro de tu hijo o de tu hija, que sea una persona generosa, tú quieres ser una persona noble? ¡Edúcale siempre a respetar a los demás, tu quieres que tu hijo sea una persona bien preparada: ¡ayúdale a tener los conocimientos que necesita es tu responsabilidad!”.

Al final de la misa, hubo entrega de obsequios: el cardenal le dio su emblema a la Cofradía y la hermandad de “Arriba” una reproducción del grabado de la Virgen del Socorro de 1816. Saludó con sentimiento a las franciscanas de la Beata Madre Carmen.

“Hoy en esta fiesta de Cristo Rey y de inicio de este 400 aniversario de vuestra hermandad, la Madre del Socorro ha preparado un pan esponjoso, grande y antes de repartirlo entre nosotros para que no nos vayamos de vacío, se lo pasa a su hijo mayor, a Jesucristo, Jesucristo lo bendice y el pan se convierte en Eucaristía. Lo que es capaz de hacer una buena madre para dar buen Socorro a sus hijos”.

Y después recalcó también la ejemplaridad.”¿Cómo se nota que éste es de la Cofradía de Arriba? Pues porque es una persona de fe, es una persona leal, es una persona caritativa. ¿Cómo se nota que es de la Cofradía de la Señora del Socorro? Ésta es nuestra responsabilidad de ejemplaridad, de ejemplaridad de quien de tú, que eres su hijo, que te digan cómo te pareces a tu padre y de tu padre cómo te pareces a tu hijo. Y después esa muestra de servir lo que teníamos es nuestro, pero no para nosotros solos. El egoísmo nos mata, pues así nosotros leíamos ese pasaje del buen ladrón. Si hoy estarás en mi reino no te preocupes, estaba María y Cristo le dice: “Madre ahí tienes a tus hijos”. ¡Socórrelos! Y el Hijo llevó a la Madre y le dijo: “Ahí tienes a tu Madre”, y el Hijo llevó a su Madre a su casa, no a su domicilio si no a su vida. ¿Qué tengo que hacer? Lo que más le guste a la Virgen del Socorro. ¿Qué tengo que hacer cuando vea a esa persona que también no me ha tratado, que es lo que más le gusta a la Virgen del Socorro que le des: la espalda o que le tiendas la mano? Pregúntaselo, qué le gusta a la Madre del Socorro que partas el pan que tienes con aquel que no tiene nada o que dejes que ese pan se pudra en el aparador de la cocina de tu casa. ¿Qué le gusta más a la Madre del Socorro, que siga fiel a su Hijo, que le ayudes a llevar la cruz, que tengas palabras de compasión para los que tienen que llevar la cruz igual que la llevo Cristo? Tenemos siempre esa fuerza del gran regalo, de la herencia de Cristo que fue su Madre”.  Firmó en el libro de honor de la Cofradía y concluyó una Eucaristía histórica para una ciudad con historia, como es la que cumple 400 años de devoción a la cofradía titular del templo.

 

 

 

 

Información básica para el coronavirus
·Teléfonos exclusivos para el Covid-19 “coronavirus: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

· No usar el 061 ni el 112: Las autoridades piden que no se llame a esos números porque colapsan las centralitas e impiden la atención de otros casos en los que hay una urgencia vital. Los números a los que hay que llamar para consultar dudas y hacer preguntas sobre el coronavirus son el 900 400 061 y el 955 54 50 60 (Salud Responde).

· Qué es el coronavirus: Virus que circulan entre animales, pero que algunos pueden afectar a los humanos, el nuevo se identificó en China a finales de 2019.

· Los síntomas: Fiebre, tos y sensación de falta de aire.

· Prevención: Lavar las manos frecuentemente. Evitar tocar los ojos, la nariz y la boca. Al toser, cubrir la boca con un pañuelo desechable o contra el brazo con el codo flexionado. Con síntomas respiratorios, evitar el contacto próximo con otras personas.

· Con síntomas: No acudir al Hospital, sino llamar a los teléfonos indicados: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 18 de abril de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).