Aunque el Domingo de Ramos es el primer día de la Semana Santa en Antequera, su primera procesión tiene lugar el Viernes de Dolores, día en el que muchos antequeranos y de localidades próximas, no dudan en trasladarse a Bobadilla Estación para acompañar a la cofradía.

Este año, como novedades, aumentan más túnicas para su cuerpo procesional y siguen soñando con el bordado del palio, con diseño de Pepe Romero, y confección a cargo de Pepe Matas. Acompañará a la procesión, la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora de la Caridad de Vélez-Málaga al Cristo, y la Banda de Música de Zamarrilla a la Virgen.

Tras la misa de las 18 horas, la salida a las 20,30 horas que este año pasará por: Plaza Virgen de los Dolores, calle Nueva, Avenida de Andalucía, calle Colegio, José María Flores, La Cruz, Plaza de España, calle Antequera, Plaza Virgen de los Dolores y encierro sobre las 1 horas.

Pero la Semana Santa no culminará el Viernes de Dolores, 12 de abril, ya que el Domingo de Ramos habrá una procesión infantil a las 11 horas, antes de la misa de bendición de Palmas del Domingo de Ramos a las 12 horas. El Miércoles Santo, se rezará un Vía Crucis a las 19 horas que se realizará con la Cruz del Cristo de los Faroles por las calles de Bobadilla Estación.

 

Una procesión llevada por mujeres y hombres por las calles de Bobadilla

El trono del Cristo será dirigido por Francisco Real, con la peculiaridad que es llevado por mujeres. Y Francisco González estará al frente de la Virgen de Los Dolores, que llevan hombres. Ambos son preparados para la procesión por José Camarena y Nieves Ariza.

La veneración a la Virgen de Los Dolores (entre finales del XVIII y principios del XIX, del círculo de Miguel Márquez) se manifestaba públicamente en las Fiestas de San Juan desde 1951, hasta que en1960, empieza a procesionarla el Viernes de Dolores, gracias al empuje del recordado hermano mayor Manuel Fernández García, de quien existen unos estatutos de 1953.

Más tarde, en 1978, el Cristo de los Faroles (de los Talleres de Olot de mediados del siglo XX) empezó a acompañar a la Virgen, imagen que en el año 2003 fue sustituida por el Cristo de las Almas, realizada por el egabrense Salvador Guzmán Moral.

Tiene Bobadilla Estación una raíz antequerana por la imagen mariana, aunque su forma de llevar los tronos y el nombre de los que forman el cuerpo procesional, se acerca más a Málaga capital. Y en cuanto al acompañamiento musical, se puede escuchar gran calidad musical, como lo ha sido hasta el año pasado: “Coronación” de Campillos.

En los últimos años buscan bordar el palio y van promoviendo mejorar el “encuentro” entre las dos imágenes, con la interpretación de marchas, la unión de los dos tronos y la profusión de bengalas y las saetas desde los balcones. Una buena experiencia el poder vivir el Viernes de Dolores en Bobadilla Estación.

Más información, Especial de Semana Santa de El Sol de Antequera de 2019(pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).