Con 37 años es una de las mujeres con más preparación y formación que tiene, no sólo el mundo cofrade, sino la ciudad en sí. Concejal que fue del Ayuntamiento de Antequera desde 2011 a 2015, hubiera llegado a donde quisiera en la Política, pudiendo ser perfectamente consejera o ministra incluso de Cultura. Pero dejó el día a día de las administraciones públicas y se centró en sus clases y familia.

Eugenia creció al lado de sus padres en la iglesia de Santa María de Jesús, muy callada, atenta, devota y salió como acólita con dalmática tanto con la Virgen del Socorro como Santa Eufemia. Ya en su juventud, empezó su relación con el Rocío. Formó parte de la Escuela de Teología con un grupo formado, entre otros, por la hoy presidenta de la Agrupación de Cofradías, María Trinidad Calvo; la hermana mayor del Consuelo, Visi Bracho; la pregonera de Campillos de 2018, Rosario Guerrero; y quien escribe estas páginas. ¡Lo que dieron de sí los tres años en La Victoria! La formación, ese camino del que todos tenían que participar, no por obligación, sino por necesidad.

Entrevistar a la pregonera de tu Semana Santa y más, darle el relevo a una amiga y más aún quedar delante de la Socorrilla, es una de las mejores ambientaciones que se pueden crear para empezar la entrevista. La hacemos en Cuaresma antes de su Pregón, pero delante su Virgen, a la que visitó nada más conocer un 11 de septiembre que sería la pregonera de la Semana Santa de Antequera de 2019, la sexta mujer que lo haga desde el primer Pregón en Antequera en 1950. Así lo decidió la Junta de Gobierno que preside Trinidad Calvo, que la profesora, historiadora y cofrade antequerana, emprendiera el camino que estaba marcado a llegar algún año, como así ha sido..

Esta historia comenzó una noche cuando sobre las 21,26 horas, suena el teléfono de Eugenia Acedo y... “la presidenta de la Agrupación, como también es amiga, lo primero que me dijo es cómo te pillo porque sabe que estoy con las niñas, y me dijo que estamos aquí reunidos toda la Junta de la Agrupación de Cofradías y que te hemos propuesto como pregonera de la Semana Santa de 2019”.

Así comenzamos la primera entrevista y así se lo recordamos, dejando ya a un lado la relevancia deser joven y mujer para pregonar la Semana Santa: “Yo creo que para romper esos prejuicios que hay, la Iglesia sí tiene muy en cuenta a la mujer. Hace poco me llamaron de la Cofradía del Consuelo para que diera una charla sobre la mujer en las cofradías y yo decía que en verdad sobraba el tema porque somos parte de ella”.

Todo pregonero tiene un primer recuerdo de Dios, que en el caso de Eugenia es: “Pues ir los domingos a misa con mis padres, a la Trinidad o a San Pedro” y de Semana Santa, “quizá ver la Semana Santa desde el balcón de mi abuela en calle Encarnación, precisamente donde la verá con mis niñas”.

 

La Virgen del Socorro en la vida de su familia

La Semana Santa de Antequera lleva unos años como pregoneros muy vinculados a la Virgen del Socorro: “La tengo desde tan pequeña incorporada a mi vida que no tengo primer recuerdo porque siempre ha estado en mí. Cuando he necesitado algo, pienso en ella; cuando necesito dar gracias, también; y eso creo yo que es mi gran mayor devoción por una imagen”. Sin esperarlo, nos enteramos que su familia “eran antiguos dueños de la Capilla de la Virgen del Socorro. Mi madre siempre ha sido camarera de San Blas y mi abuela y mis tías de San Antonio, que son dos altares que hemos venido a cuidar y que así seguiremos”.

Su vida cofrade en el Socorro “casi todo el tiempo de secretaria, aunque obviamente entré de vocal”. Seguramente, lo que sus padres le hicieron ,haría con sus hijas: “Pues mira, recién salidos del Hospital, las traje aquí a la Virgen del Socorro. La educación tiene que recibirse desde pequeños, los niños aprenden por imitación, pero siempre hay algo en ellos que también hablan sin imitar. Desde pequeño hay que inculcárselo y además ellos lo valoran, eso lo hacen más fuertes y que ellos después lo valoren más”.

Además de directiva, ha participado como “acólita de dalmática, que es lo que he sido mucho tiempo y tú me has hecho junto a tu padre muchas fotos. También he salido de penitente, hasta que fui secretaria y me dijeron que tenía que saliren el guión”. ¿Te ves debajo o delante de un trono o dirigiendo tu cofradía o siendo presidenta de la Agrupación en un futuro: “Hermanaca y dirigiendo un trono, no; dirigir una cofradía o presidenta de la Agrupación, no te diré de esta agua no beberé”.

También de pequeña “tengo muchos recuerdos con la cofradía de las Maravillas de Bobadilla, ya que mi padre ha pertenecido desde siempre a esa cofradía. Siempre recuerdo ir a ver la procesión, por lo menos y siempre acompañarla. También con la Cofradía del Consuelo, aunque no la he acompañado en el cuerpo procesional, desde que estoy en el Socorro la he acompañado en el guión. Y en Santa Eufemia también he sido muchos años de acólita con dalmática, de la que también le tengo mucha devoción. ¿Te acuerdas del libro que escribí sobre sus pasajes históricos con Antequera?”.

 

Llegó su sueño de ser pregonera

Desde hace nueve años, su padre desprendía en su mirada lo que daría por ver a su hija de pregonera. Ella era candidata y llegó su año, el 2019. ¿Soñaba con este momento?: “A los que nos gusta escribir es uno de los sueños: algún día ser pregonera de la Semana Santa. Es verdad que no pensaba que iba a ser ya, sinceramente, yo creía que esto iba a ser cuando tuviera 50 años y cuando fuera más mayor, que tuviera más vivencias, y sobre todo no me lo esperaba ahora porque llevo dos o tres años que es lo menos estoy saliendo en la Semana Santa, los que menos estoy participandoen los actos por la ocupación como madre de dos preciosas niñas. Entonces no me pensabaque se acordaran en este momento de mí y... mira por dónde me llamaron y aquí estoy hablando de mi Pregón”.

Una pregonera, cristiana más que “capillita”: “Yo creo que es fundamental para el cofrade, que uno de los pilares tiene que ser la formación. Yo desde pequeña he participado mucho en catequesis, he estado en grupos como el de Paz y Bien y después tengo esa necesidad de seguir autoformándome como cuando coincidimos en la Escuela de Teología. ¿A que fue de lo mejor que hemos vivido?”.

¿Qué es una cofradía?: “Es una unión de cristianos a los que lo mueve una imagen. No es una unión de amigos que se juntan en un club, debe de ser la unión de personas que le tienen devoción a una imagen”. Aunque a veces...: ”Sí, lo sé, aunque también estamos cambiando, lo que pasa es que de los cofrades sólo se comparte lo malo, y muy poco lo bueno. ¡Si supieras lo que hacemos con Cáritas de San Juan...! Pero nos quedamos con los gestos negativos”.

 

 

La Semana Santa con los niños

No podemos preguntarle del Pregón por dos motivos: uno porque entendemos que a la hora de hacer la entrevista no lo tendrá terminado, y lo segundo, porque lo estará ultimando hasta el último momento y este libro se prepara con antelación. Sí nos atrevemos a preguntarle, como madre que es... ¿qué pensarán los niños que participan del desfile de la Pollinica?: “Pues que van con las palmas y vitoreando al Señor sin que ellos se den cuenta. Es algo que todos los padres tendríamos que hacer: llevar a nuestros hijos a la proceción del Domingo de Ramos”.

Ante Los Estudiantes: “Creo que cada vez más, los niños quieren participar de ella, a mí me llamala atención la de pequeños que van de penitente. Y la banda verde, es la banda verde, como dijo el pregonero del año pasado”. Llegamos al Martes Santo: “Es más mío, porque siempre lo he vivido cerca de mi casa y a mi marido le gusta mucho la Virgen de la Piedad. Cuando vamos allí le hacemos mucho hincapié en la Virgen de la Piedad y en la Virgen de la Valvanera que está en la entrada”.

Los niños se volverán locos con el Mayor Dolor: “Yo creo que toda Antequera, pero la verdad quede siempre me ha llamado la atención cómo los más pequeños se ponen mirando a los legionarios, les piden cornetas y tambores a los padres y se ponen a tocar como ellos. Es casi la primera cofradía que tengo recuerdos desde pequeña, ya que desde la casa de mi abuela, siempre veía pasar a la Legión, además se formaban en la calle Encarnación, y el Señor de Mayor Dolor, como dijo de nuevo un pregonero amigo mío, es el Señor más antequerano, es raro ver a un antequerano que pase por la puerta y no entré a decirle buenos días o buenas tardes o Señor aquí estoy”.

No sé si se ha dado cuenta, pero le he sacado el tema de los niños para ver si me decía algo de cada cofradía (sonríe la pregonera), por lo que voy a ir directo. ¿Qué tiene el Jueves Santo?: “De todo. ¡Qué te digo del ‘encuentro’ en Santa Eufemia que es uno de los momentos más importante del Jueves Santo. Luego, antes de verla otra vez por las calles del centro... visitar los monumentos e iniciar antes el Triduo Pascual a San Miguel o San Juan donde toque ese año”.

Del Viernes Santo...: “Lo que he vivido siempre ha sido el Socorro, mi cofradía, por lo que al resto las visito en sus iglesias por las mañanas porque luego no me da tiempo, obviamente. ¡Qué te digo de llegar corriendo en el Desfile, de la salida y del paso por Herradores y Arco de los Gigantes. Pero mira por dónde, la Paz siempre me ha gustado mucho, le tengo mucha devoción al Niño Perdido desde pequeña lo he tenido a los pies de mi cama, me atrae mucho la imagen de Jesús Niño”.

Y, ¿cómo conseguimos no quedarnos en las vegas y celebrar la Vigilia Pascual y el Domingo deResurrección?: “Nuestra vida no tendría sentido si la vida acabara el Viernes Santo, si nos quedamos en la muerte de Jesús, no tendría sentido nuestra existencia. Porque el Domingo de Resurrección es el día más importante, aunque todavía nos cuesta levantarnos a los cofrades tras una semana intensa, después de un año de trabajo”.

 

 

Agradecimiento por ser pregonera

¿Qué le dice a quienes pensaron en usted como pregonera?: “Sobre todo, gracias, por pensaren mi. Sé que tuvo muchos apoyos desde siempre y que lo he disfrutado y lo estoy disfrutando todavía, y todavía me queda tiempo mientras que viva y recuerde la experiencia de ser pregonera de la Semana Santa nada más y nada menos que de Antequera".

¿Cómo deben los cofrades de vivirla?: “Con Pasión,disfrutarla, que los cristianos que vean que es una catequesis en la calle, que muchas veces somos cristianos, pero nos alejamos mucho de las iglesias y la Semana Santa viene a recordarnos que Cristo vive y que está en las calles, no dentro de las iglesias”.

¿Qué espera de esta Semana Santa de 2019?: “Espero que sea buena, que todas las procesiones puedan salir y sobre todo que llegue a más gente, que cuando salgamos los cofrades a la calle no solo nos vistamos con nuestras mejores galas, que saquemos nuestro patrimonio que tengamos a la calle, y que luzcamos nuestras mejores galas espirituales”.

Así es Eugenia María Acedo Tapia, la joven que fue pregonera de la Semana Santa de Antequera de 2019 y que dio su visión basada en los valores familiares, los sentimientos de su formación y la exaltación a la ciudad que tanto ama y adora como demuestra cada vez que ha trabajado, investigado, escrito o exaltado sobre ella.

Más información, Especial de Semana Santa de El Sol de Antequera de 2019(pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).