En puertas del centenario del nacimiento de María Barrús Martínez, ‘La Niña de Antequera’; llama la atención otra niña de 7 años, Victoria Amador, ‘La Rubia de Antequera’. Con el respeto de una trayectoria profesional de María Barrús Martínez, la malagueña de nacimiento de corazón antequerano, cuyo fatídico accidente truncó cu carrera que estaba en lo más alto del flamenco; surge este verano la revelación de una niña de 7 años que levanta pasiones en los tablaos.

Con respecto a la Historia, ante un año sin programa de Real Feria de Agosto, sin actuaciones en casetas y escenarios, planteamos relacionar dos vidas, dos pasiones, dos artistas que llevan el nombre “de Antequera” a lo más alto.

En el primer caso, una figura de la copla española y del flamenco, María Barrús Martínez, conocida como “La Niña de Antequera”, hasta este verano considerada como antequerana de nacimiento en 1920. Pero que según se ha podido averiguar por parte de este periódico y del investigador Juan Campos, y anunciado por el Ayuntamiento, nació en Málaga el 1 de marzo de 1921. Por nuestra parte, disponemos del certificado oficial del Registro Civil de Málaga, según nos consta, los primeros que lo poseen en Antequera, sumado a dos peticiones que recibieron de Málaga y Madrid.

Junto a ella, una niña con todo el futuro por delante, con tan solo 7 años, Victoria Amador Arcos (11 de enero de 2013), conocida como “La Rubia”,  a la que le añadimos lo de “La Rubia de Antequera” por la promoción que hizo de la ciudad en el programa de televisión “Tierra de Talento” de Canal Sur, donde durante las eliminatorias y gran pase a la final del sábado 25 de julio, fue la única participante que sacó a relucir el nombre de su tierra.

En las páginas que abren el especial de la Real Feria, les vamos a exponer un resumen de sus vidas. Una, recogida por la Historia, truncada por un fatídico accidente el 28 de agosto de 1972 en Sevilla, en lo más alto de su carrera; otra por los testimonios de sus padres. Ambas, María y Victoria, dejan claro su pasión por el cante y el baile, por lo que llevan dentro. Con 7 años, tiene toda una vida por delante para seguir sacando a relucir el arte que corre por sus venas, puliéndose entre Antequera, Granada, Cádiz y Madrid para seguir persiguiendo su sueño.

  

Ayudas para los jóvenes talentos

Tras investigar la vida de María Barrús y escuchar las letras de sus canciones, es evidente que no lo tuvo fácil, más bien complicado, el poder llegar a ser artista. Conociendo el día a día de Victoria, a pesar de la beca de Madrid, suponemos lo complicado que debe ser para sus padres (Macarena Arcos Rodríguez y Francisco Javier Amador Montalvo) llevarla de una ciudad para otra para aprender. 

Ante ello, sugerimos la necesidad de crear becas, ayudas, desde los organismos públicos y empresas privadas, para fomentar los talentos de nuestros jóvenes. ¡Qué mejor homenaje para el Centenario del nacimiento de María Barrús Martínez, que lanzar unas ayudas anuales para que el talento de jóvenes artistas del Arte y de la Cultura puedan desarrollar sus dones!

Lo mismo para otras áreas, como el Deporte, la Investigación, o cualquier otro campo. Hay muchos personajes que escribieron la Historia y que podrían dar nombre a becas y premios: Cristobalina Fernández, Pedro Espinosa, la Niña y Paco de Antequera, o José Antonio Muñoz Rojas. Una iniciativa que ayudaría a sacar el talento de nuestros jóvenes para que puedan progresar y que no sea el dinero ni las distancias, obstáculos de sus trayectorias.


 
 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el viernes 14 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).