El Pregón de la Real Feria de Agosto de Antequera de 2019 será un homenaje a las personas que se desviven por y para la feria, para quienes desde niños, se pusieron tras un mostrador para ayudar al negocio familiar y crecieron, crecieron y crecieron... hasta ser una leyenda: los hermanos Podadera, “Los Manolos”, los reyes de la “movida antequerana”.

Emocionado por el nombramiento y con ganas de agradar a quienes no paran de felicitarle, Sebas “el del Manolo” pondrá su gran corazón, en forma de amor agradecido, como demuestra en su día a día con su mujer, sus hijos, sus nietos y los amigos del Manolo Bar.

Como “agua de agosto” sentará el Pregón de la Real Feria de Agosto de 2019, protagonizado por Sebastián Podadera Báez, un romántico del trabajo familiar, de estar detrás de la barra y de salir fuera de ella con su bandeja, su silbato y su gorro característico (el tarbucho fez) con los que se abría paso para atender a la clientela fuera de la barra.

De la buena música al silencio, auspiciado por su eterno amor a su mujer, a quien siempre lleva bajo su brazo como el primer día. El Amor... a su Reme. Tras estudiar en el Instituto Pedro Espinosa, comenzó a trabajar en el negocio familiar con apenas 13 años. A su regreso del servicio militar en el Sáhara, se puso al frente del “Manolo Bar” junto a su hermano Antonio en el año 1972. En 1982 formó parte además del equipo promotor de la también exitosa discoteca “Triángulo”, así como de la veraniega “Kiwi”. En 1994, “Sebas” se hace cargo del “Manolo Bar” junto a su esposa hasta que cerró en 2011.

A falta de ponerle voz... y su traje de pregonero

Aunque le quedan los últimos retoques, ya lo tiene listo. ¿Cómo le ha ido ponerse delante de una hoja para escribir?: “Difícil lo he tenido. Todas las tardes, después de almorzar, descansamos un ratillo la Remes y yo. Y luego le decía de sentarnos en el salón que iba a escribir un rato y pasaban un par de horillas... hasta que lo terminé”.

Un Pregón que suponemos que será un recorrido de la vida de su familia: “Desde el año 1962 hasta el 2011 he estado en el Manolo hasta que me jubilé y ahora mi mujer es mi centro de atención y siempre ha sido mi vida”. Un pregonero pionero y promotor de la Música en Antequera: “Siempre hemos tenido amigos que han estado metidos en la música. Por decirte el primer recuerdo que se me viene, el ‘Antequera Rock 78’, fue impresionante, la gente estaba asustada aquí en Antequera, el Paseo se llenó de gente con el pelo largo de la época de los hippie y estuvo la gente durmiendo el día de antes del festival de rock mastodóntico con grupos como Triana, Tequila, Burning, Tabletón… y duró desde las 10 de la noche hasta las 9 de la mañana”. 

Nos detalla que lo montaron junto a “Juanito el ‘Malagueño’, que era un pedazo de persona y que se movía en el ambiente musical como mis amigos “los primos” de Cambayá, entre todos pusimos una cantidad de dinero, se llenó, fue un éxito, pero no ganamos nada, solo el orgullo de haber traído rock a nuestra Antequera”.

¿Cómo irá vestido el pregonero?: “Habrá un sello mío que no puede faltar y no quiero desvelar... ¡ya lo veréis! Voy con un traje de una boda de mis hijos que me lo están arreglando como los niños de ahora, con la chaqueta y los pantalones más cortitos y no sé si me voy a poner corbata... Me lo están arreglando los chavalitos de Pikado Novios. Y va a ir una sorpresa que creo que nadie ha hecho en el pregón...”. 

¿Lo ha leído alguien?: “Se lo leo a la Reme lo que estoy escribiendo, ella se queda muy atenta escuchándolo, y le digo si está bien y ella me dice que sí que le gusta, y le digo ‘que si te gusta a ti, lo más seguro es que le guste a todo el mundo’”, nos comparte orgulloso. 

Como experto en promover actividades y ver cómo respondían los jóvenes, ¿qué les dice a los de hoy para que emulen a aquellas generaciones?: “Es complicado, los jóvenes hoy tienen mucha movilidad, en aquella época muchos jóvenes no tenían coche y hoy todas las capitales con marcha están a un rato”.

¿Qué cambiaría de la Feria?: “Una cosa. Ya sé que esta feria es tradicional, tiene que ser en esas fechas... pero yo las cambiaría para que no coincidieran con la de Málaga que nos hace un montón de daño”. Vuelve el auge de la Feria del Centro: “Sí, pero como era antiguamente no se va a hacer nunca más. Sin embargo están poniendo toldos en las calles porque cuando nosotros... eso costaba trabajo”.


Su juventud en el Pregón

Hablamos mucho de su trabajo tras la barra y en las casetas, pero suponemos que buscaría hueco para disfrutar: “Un día me daban de descanso por la tarde y ese día es el que salía a ver a mi novia para estar un ratillo con ella. Aunque todas las tardes me escapaba un ratillo del bar y salía para la Cuesta Archidona para verla dos minutos... aunque he salido poco, los momentos los he aprovechado al máximo”. 

Hoy hay mucha libertad y ya nadie se esconde. ¿Cómo fue en su época?: “¡Había que esconderse! Nosotros íbamos mucho por el Corazón de Jesús, alrededor del campo de fútbol, muchos setos que, por cierto, íbamos una noche mi hermano Manolo y su novia y yo con la mía y estábamos allí enrollaíllos y vimos que había un tío detrás de los setos observándonos, y salimos corriendo detrás del tío que llegamos casi al hoyo del café con leche...”, nos cuenta con su peculiar sonrisa. 

Cuando está en casa y necesita escuchar música, ¿cuál se pone?: “Antes de dormirme me busco música de mis tiempos; Led Zeppelin, Emerson, Lake&Palmer, Pink Floyd... también me busco flamenquito, algo de Blues que me gusta mucho, los discos de John Mayer...”.

Vamos terminando, creo que no hay que preguntarle... ¿a quién le dedica el Pregón?: “A mi Reme que estará sentada allí, a mis hijos, a toda Antequera se lo voy a dedicar y lo voy a hacer lo mejor que pueda”. A días del gran Pregón, el de 2019, el de un buen hombre, y un hombre bueno: Sebas “el de la Remes”, con quien seguro buscará un hueco esta feria para buscar “unas patatas fritas de las que hay que ir allí a la feria a comérselas, con la cervecita...”. Todo un personaje... ¡No se pierdan el homenaje de Antequera hecho Pregón a Sebastián Podadera!

 

 

 
Más información, edición impresa sábado 10 de agosto de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).