Desde 1918, ‘El Sol de Antequera’ busca las fiestas de la tierra (sus ferias, Semana Santa y Navidad) para ofrecer un número extraordinario con una portada que siga las bases del primer editorial: unir Periodismo y Cultura. Para esta ocasión, tras ir analizando la digitalización de nuestros más de 100 años de historia, hemos querido ampliar el capítulo de portadas en los que combina a la mujer con el entorno monumental local. En este año hemos contado con María Sánchez Alés como modelo, la diseñadora de moda María Molina González, la florista con pasión flamenca Miriam Curiel, el fotógrafo Raúl Pérez como guía de iluminación excepcional y José Pablo García como ayudante.

 

Complicado resulta seguir sumando propuestas tras 101 años de portadas, pero siempre surge una idea. Todo comenzó el 4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer, cuando entrevistamos a María Sánchez Alés, una joven que creció como luchadora de la enfermedad y ante el color verde con el que se iluminó Santa María, nos despedimos ese día diciendo: ¿nos vemos para una portada de feria? Y llegó el día, había que quedar y precisábamos un vestido, para lo que recurrimos a la diseñadora de moda María Molina González, quien sumó a Miriam Curiel de Floristería Miriam para el tema de adorno de pendientes y flores.

A las 11,30 horas de una mañana quedamos y junto a José Pablo García Arjona, sumamos a nuestro referente en fotografía, Raúl Pérez, quien se ofreció como ayudante de iluminación. Y nos pusimos manos a la obra. Empezamos en la Cuesta de San Judas como homenaje a la portada de 1944 (como homenaje a una mujer que estimamos que nació en ese año). Allí buscamos un nuevo enfoque para lo que María Molina escogió un vestido negro estampado, clásico con un toque que rompe con la tradición, sencillo de líneas, pero con un estampado barroco al que no hace falta añadir ningún adorno. Un vestido elegante hecho para las eternas noches de feria.

De allí seguimos subiendo al Arco de los Gigantes, donde con la colaboración de Tu Historia, accedimos al mirador que hay encima del museo al aire libre para mover sus piezas monumentales en forma de María Sánchez Alés luciendo los trajes y complementos de María Molina y Miriam Curiel, con los fondos de la Peña de los Enamorados, Santa María o recreándose sobre sí como si estuviera bailando en el lugar.

Bajando de la parte alta, parada en el túnel del tiempo, el Callejón del Postigo de la Estrella, donde terminamos la emocionante mañana de fotografías y donde sabíamos que no habría para una... sino para varias fotografías de portada, de ahí a aprovechar las mismas y publicarlas en este número.Una experiencia muy gratificanteTras una jornada de mucho trabajo y calor, buen momento para tomar un refrigerio. En él, la modelo y protagonista de la jornada, María Sánchez Alés nos decía: “Me he sentido afortunada, cómoda e ilusionada por poder formar parte de algo tan especial para Antequera”.

Mientras que la joven y destacada diseñadora, María Molina González, compartía: “He estado arropada y con libertad para enseñar a Antequera que los jóvenes venimos con ganas, ideas e ilusión. Nos motiva trabajar juntos, crear sinergias y comprobar que el motor que nos mueve es el mismo, el amor por la Cultura, por el Arte y por nuestra ciudad”.

Por su parte, quien fue ya anteriormente portada, Miriam Curiel, explica: “La iniciativa ha sido fantástica, cuidar todos los detalles, preparar cada diseño con los complementos más adecuados para el vestido y la iluminación. Siempre estamos atentos a cuidar y mimar a la chica y sobre todo aprender y empaparme de María Molina, sus consejos, ideas, propuestas...”.

Y el artista de la fotografía, Raúl Pérez, concluía: “Me ha resultado muy divertido colaborar como asistente de iluminación. Lo habitual para mí es tener toda la responsabilidad sobre el resultado final y en este caso he podido disfrutar sin la presión que eso supone. Emplear iluminación de estudio en exteriores, resulta muy interesante y puede solucionar muchos problemas inherentes a ciertas situaciones de luz natural”.

Una portada que intuimos no quedará en este número, sino que tendrá más momentos e iniciativas por Amor a Antequera y sus gentes, como desde 1918 y hasta lo que esté por venir.

Cartel Feria Sol Vertical

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Más información, edición impresa sábado 10 de agosto de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).